Efectivamente, Windows 10 sobre ARM tendrá limitaciones, y Microsoft lo admite

Microsoft lleva un tiempo trabajando en una versión de Windows 10 que va a funcionar a la perfección en dispositivos basados en arquitectura ARM, de ahí su asociación con la firma Qualcomm para poder usar sus chips Snapdragon 835 con el mencionado sistema operativo.

No cabe duda de que una de las principales ventajas de todo ello va a ser la autonomía que estos equipos van a poder proporcionar a los usuarios de Windows 10 en ARM, muy superior a lo que estamos acostumbrados en los ordenadores portátiles actuales. Sin embargo, desde que se comenzó a hablar de esta alianza hace ya tiempo, lo que muchos usuarios y OEMs de la firma se han venido temiendo, es que todo ello afectase seriamente al rendimiento y funcionalidad de estos equipos.

Hasta hora la firma con sede en Redmond no había aclarado demasiado este asunto, aunque siempre ha querido dejar claro que este Windows 10 funcionando sobre arquitectura ARM, podría ejecutar tanto aplicaciones UWP de la Microsoft Store, como las habituales Win32, lo que hacía albergar esperanzas a muchos.

Sin embargo, la propia firma ha hecho público un informe en el que ha querido dejar claro las limitaciones existentes en los equipos que van a funcionar con Windows 10 sobre la mencionada arquitectura ARM, lo que seguro ha decepcionado a muchos.

arm-chip

Se conocen algunas limitaciones de Windows 10 en ARM

Y es que mientras que algunos afirmaban que el rendimiento en ambas plataformas iba a ser prácticamente el mismo, ha quedado confirmado que no, así que habrá diferencias. Por ejemplo, estos productos tan solo van a admitir controladores ARM64, lo que significa que es muy posible que los periféricos más antiguos no funcionen en estos equipos. Al mismo tiempo con las aplicaciones X64 va a suceder algo muy similar, que tampoco van a ser compatibles con el dúo Windows 10 / ARM, lo que deja entrever que las herramientas más potentes y exigentes que usamos habitualmente hoy día, tampoco van a funcionar aquí.

Por otro lado la firma de Redmond también ha mencionado la incompatibilidad con algunos juegos que dependan de OpenGL, así como con algunas herramientas relacionadas con el Shell de Windows, que tampoco van a ser posibles en estos nuevos entornos.

De manera paralela Microsoft también ha hecho público un informe en el que ofrece posibles soluciones a sus OEMs acerca de los problemas más comunes ante los que se van a encontrar al realizar sus implementaciones. De lo que no cabe duda es de que estas nuevas informaciones seguro que han desanimado a más de uno que tenía pensado dar una oportunidad de este nuevo Windows 10 sobre ARM.