R cuesta abajo y sin frenos. La operadora gallega pierde 20.000 clientes en un año

Euskaltel compró la gallega R por 1.155 millones de euros en 2015 y más tarde hizo lo propio con Telecable. La creación de un quinto operador que domina buena parte del norte de nuestro país parecía un buen negocio, pero el paso de los meses ha puesto sobre la mesa problemas graves. Ya hablamos hace unas semanas de su mala evolución bursátil y ahora es turno de poner bajo la lupa a una de las tres “patas” del grupo. En este caso, veremos cómo los gallegos de R van cuesta abajo y sin frenos perdiendo 20.000 clientes en un año.

El Grupo Euskaltel (formado por Euskaltel, R y Telecable) quiere ir a más. Han tomado decisión interesantes como el lanzamiento de un deco 4K con mando a distancia con un botón especial de Netflix. Ademán, nos han dejado de mejorar su red con avances con el DOCSIS 3.1. Esta tecnología ya está en la mitad de su red en Euskadi y pronto empezará en Galicia y Asturias.

Sin embargo, todas estas decisiones no parecen haber tenido consecuencias importantes en la captación de clientes. Euskaltel y Telecable tienen cifras aceptables, aunque discretas, pero R Cable directamente no levanta cabeza. Durante 2017 realizaron algunos cambios en su oferta, pero estos no han funcionado. De hecho, en todo el año pasado se dejaron por el camino más de 20.000 clientes.

La operadora gallega R pierde 20.000 clientes en un año

Ayer mismo publicamos las cifras de portabilidad móvil de enero 2018 dónde vimos como R cable no ha conseguido revertir la mala situación vivida en 2017. La operadora gallega se dejó 1.100 clientes el pasado mes. Esto podría ser un accidente puntual, pero nada más lejos de la realidad cuando se miran las cifras del año pasado.

R perdió 20.300 clientes móviles en el año 2017. Precisamente, enero de 2017 empezó como el de este año, con 1.100 clientes perdidos. Ya en febrero parecía que la cosa quedaba en un susto con ganancias de 300 clientes. Esa situación de ganar y perder se mantuvo hasta mayo, cuando perdió 900 clientes.

La llegada del buen tiempo y las promociones veraniegas podrían haber devuelto las cifras al color verde, pero no, la cosa fue a mucho peor. R Cable perdió 1.700 clientes en junio, otros 1.500 en julio y 2.300 en agosto. Para rematar, septiembre de 2017 fue el peor mes del año con 3.700 clientes perdidos.

El último trimestre del año no fue una excepción y perdió 3.000 clientes en octubre, otros 3.600 en noviembre y finalmente 2.900 en diciembre. Seguramente, no tardaremos en ver cambios en la oferta para intentar cortar la sangría.