Medio año de cárcel y 5.000 euros de multa por vender juegos pirata

Medio año de cárcel y 5.000 euros de multa por vender juegos pirata

Carlos González

En Oviedo, el Juzgado de lo Penal Número 3 ha condenado a medio año de prisión y una multa económica de 5.072 euros por la venta de videojuegos pirata. El condenado se dedicaba a la comercialización de copias ilegales de videojuegos de varias plataformas, PlayStation 3 y Nintendo DS, y mantenía su actividad en Internet. Estas copias se vendían en forma de discos durospara PS3- y de cartuchos R4i, en ambos casos con juegos precargados.

El Juzgado de lo Penal Número 3 de Oviedo ha condenado a una persona por la venta de discos duros de diferentes capacidades, y cartuchos R4i, para las plataformas PlayStation 3 y Nintendo DS que venían con juegos pirata precargados. Estos soportes, en los que se incluían copias ilegales de más de 300 videojuegos, se ofrecían a través de la plataforma Milanuncios.com según ha informado la Asociación Española de Videojuegos en un comunicado oficial en relación a la condena: de seis meses de prisión y poco más de 5.000 euros de multa.

game over

Vendía copias pirata de videojuegos de PlayStation 3 y Nintendo DS a través de Milanuncios

El acusado ha manifestado su deseo de no recurrir, y ha sido condenado a una indeminzación de 5.072 euros. Esta indemnización es en concepto de daños causados a la industria de los videojuegos, y ha sido valorada por la Asociación Española de Videojuegos -AEVI-. Más allá de esos seis meses de prisión, y de la multa de más de 5.000 euros, el condenado tendrá que hacer frente a 4 euros diarios durante 12 meses, así como asumir las costas del proceso judicial. No obstante, podrá eludir la pena de prisión, de seis meses, completando el pago de las responsabilidades civiles.

Respecto a la sentencia, en contra de la piratería de videojuegos, el director general de la Asociación Española de Videojuegos ha comentado que es ‘importante que se aplique la legislación’ relativa a la propiedad intelectual. Por culpa de la piratería –ha comentado- el Estado deja de ingresar 52 millones de euros de parte de la industria de los videojuegos, y cada año se pierden en el sector más de 800 puestos de trabajo directos.