Surface Pro 4 tiene problemas de pantalla, y la solución es meterlo al congelador

Surface Pro 4, de Microsoft, es una interesante tableta con las prestaciones de un ordenador portátil, pero un formato mucho más compacto. Un dispositivo realmente potente, y planteado para el ámbito profesional. Pero con un problema, según ha reconocido la propia compañía de Redmond, que afortunadamente afecta únicamente a un porcentaje reducido de los dispositivos distribuidos. Y el problema es relativo a la temperatura, así que la solución que han encontrado los usuarios es meterlo al congelador durante algunos minutos.

Algunos de los usuarios de la Microsoft Surface Pro 4 se han encontrado con que el dispositivo tiene un problema de pantalla: el calentamiento del dispositivo, en un funcionamiento normal, provoca que se produzcan parpadeos en la pantalla que no permiten utilizar el equipo con normalidad.  Microsoft ha reconocido el problema y comentan que ‘se está analizando el problema’ de cerca. Mientras tanto, los usuarios afectados han encontrado como solución meter el dispositivo en el congelador, de tal manera que la temperatura se reduzca rápidamente.

La pantalla parpadea y el problema sólo se resuelve enfriando el dispositivo. Diez minutos de congelador hacen cesar los parpadeos ‘apenas media hora’.

Parpadeos en la pantalla del Surface Pro 4: un problema de temperatura

El problema de temperatura del dispositivo Surface Pro 4 de Microsoft, que algunos están resolviendo con el congelador, en realidad necesita otra solución. Aunque esto hace cesar los parpadeos de la pantalla de forma temporal, no es una solución definitiva. De hecho, usuarios afectados comentan que por 10 minutos en el congelador consiguen apenas media hora sin parpadeos. Y algunos otros afectados ya han tenido que pagar la sustitución del dispositivo, por otro nuevo, fuera del período de garantía: nada menos que 800 dólares.

Así que la solución definitiva no existe todavía. Microsoft está investigando el problema, y los usuarios afectados esperan una respuesta oficial por parte de la compañía de Redmond al respecto. Se desconoce cuál es exactamente la cantidad de dispositivos afectados, pero según la compañía de Redmond es un porcentaje realmente bajo respecto al total de unidades distribuidas a nivel global.