Movistar convertirá tu router en una antena móvil para ampliar la cobertura

Movistar está preparando ya el desembarco del 5G en España, la próxima generación de la telefonía móvil, y esto implicará aumentar la cantidad de antenas que prestan servicio por el aumento exponencial de tráfico que soportan y la cantidad de dispositivos conectados a las mismas. Se plantea en el horizonte un problema para el despliegue de las mismas, y Movistar ya ha proyectado una solución: instalar las antenas en nuestros routers.

La infraestructura de fibra óptica del operador es la que va a servir para prestar servicio en este despliegue masivo de nuevas antenas de telefonía móvil, pero su instalación no se llevará a cabo sobre edificios, farolas y otro mobiliario urbano sino sobre los routers de sus clientes. De esta forma se reducirán los costes y se garantizará la producción; se reduce también la logística de la nueva instalación. Con esto, Movistar tendrá resueltos los mayores problemas que  plantea el despliegue de nuevas antenas para el 5G.

El 5G de Movistar se apoyará en los routers de los clientes, con nuevas antenas de telefonía móvil

Mientras que los routers actuales que el operador ofrece a sus usuarios tienen un coste aproximado de apenas 50 euros, los nuevos routers con esta ‘antena de telefonía’ ya instalada ascienden hasta los 500 euros al menos en el despliegue inicial. Se prevé que puedan bajar hasta 150 ó 200 euros cuando se masifiquen, pero en cualquier caso el desembolso seguirá siendo importante. Lo que no tendrá que gastar el operador es en suministro eléctrico, ni en protección antivandálica. Además, la conexión de fibra óptica ya está garantizada en multitud de puntos, y pronto todos sus clientes operarán sobre fibra óptica.

De momento, el router con antena móvil de Movistar ya está desarrollado en fase de prototipo. Y por el momento aprovechando la tecnología 5G, en tanto que aún no hay dispositivos comerciales 5G para llevar a cabo los primeros pilotos. En localidades medianas, Movistar llevará a cabo estas primeras pruebas durante el año 2018. Y se prevé que el despliegue arranque en 2019 y se extienda durante el año 2020 también.