Uber igual a taxi: ya es oficial la sentencia europea que lo cambiará todo

Uber igual a taxi: ya es oficial la sentencia europea que lo cambiará todo

Carlos González

Uber se lo jugaba todo, y ha ‘perdido’. La compañía dedicada al transporte público tiene ya su sentencia de parte del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. En esta batalla legal, los taxistas tienen la razón y según el organismo legal Uber es un servicio de transporte y no una compañía tecnológica. De tal modo que tendrán que cumplir con los mismos requisitos legales que se imponen al taxi. No pueden, como habían pretendido, desmarcarse de los servicios de transporte tradicionales.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea considera que Uber es un servicio de transporte y que, por lo tanto, UberPop estaba operando de manera ilegal al mantenerse al margen de los requisitos impuestos en Europa para quienes ofrecen servicios de transporte. La compañía no puede ser considerada como un servicio de la sociedad de la información, que es como se protegía Uber. Entran dentro de la misma regulación de taxis y chóferes, entre otras formas de servicio de transporte, y no se trata de una plataforma digital diseñada para que profesionales y clientes entren en contacto, según la Justicia europea.

Uber no es lo que prometía, y Europa no permite recurso en su última sentencia

La sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea no da lugar a recurso por parte de Uber, y por lo tanto tendrán que ajustarse a la normativa comunitaria de forma inmediata. Esta sentencia está directamente dirigida a Uber, pero afectará a otras plataformas, y habrá que ver la respuesta de compañías como BlaBlaCar al respecto. Hasta la fecha, en Francia habían hecho los mayores avances regulatorios en la misma línea, con la ley Thévenoud como mayor cambio. En octubre del año 2014 el Gobierno de Francia estableció nuevas bases regulatorias para prohibir UberPop y servicios similares, e introducir nuevas pautas para los servicios de transporte como el taxi.

La sentencia europea contra Uber llevará a la compañía de transporte a ajustarse a la norma comunitaria en la regulación de los servicios de transporte si quieren operar de forma legal en los diferentes países en que tienen presencia actualmente. En cualquier caso, su actividad hasta la fecha, y según lo establecido por la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, ha sido ilegal por no ajustarse a la regulación europea de los servicios de transporte como el taxi.