La policía incauta cientos de PCs a unos presuntos piratas por una película descargada en 2013

Actualidad

Especialmente a lo largo de estos últimos años, hemos podido ver que la batalla existente entre los titulares de los derechos de autor, y grupos asociados, contra los portales y usuarios que promueven la piratería de contenidos, nos ofrece en ocasiones un panorama un tanto surrealista.

Esto es algo que acaba de suceder en Polonia, donde algo más de 300 personas han podido ver cómo sus equipos eran incautados por la policía de manera repentina. Esto es algo que se ha llevado a cabo por una película supuestamente descargada hace ya cuatro años, lo que como es evidente, no tiene demasiada lógica. Pero la cosa no acaba ahí, ya que el propio abogado involucrado en este caso, en la actualidad está sujeto a una investigación disciplinaria después de que algunas de sus acciones en este caso sobre los derechos de autor, no hayan sido llevadas con la debida profesionalidad.

Decir que esto no es la primera vez que pasa, ya que a finales del pasado mes de octubre de 2016, una situación similar se llevaba en Polonia, cuando la policía visitó cientos de hogares en todo el país incautando equipos supuestamente involucrados en el intercambio de una comedia titulada “Screwed “. En algunos casos la policía aconsejó a los sospechosos que llegaran a un acuerdo con los titulares de los derechos de autor en lugar de enfrentarse a una acción judicial, algo que muchos consideraban inapropiado para un caso relacionado con los derechos de autor aún no probado.

Pues bien, en estos momentos parece ser que la misma historia vuelve a repetirse en la misma región, ya que, como hemos mencionado, los equipos de cientos de personas están siendo apuntados como elementos de descarga de un thriller local titulado “Drogówka”. Hay que tener en cuenta que, aunque el hecho en sí ya esto es motivo de preocupación para algunos, en este caso llama poderosamente la atención que los presuntos delitos se cometieron a través de BitTorrent en el pasado 2013, es decir, hace ya cuatro años.

Por todo ello algunos expertos en seguridad de la zona ya llevan un tiempo estudiando estas actividades relacionadas con los casos de los derechos de autor, ya que en ocasiones están siendo llevadas a niveles un tanto extremistas. Por tanto, este es un caso más en el que la policía se apodera de un gran número de ordenadores debido a que, supuestamente, sus usuarios han compartido ficheros en redes P2P, en concreto alrededor de 300. Sin embargo, al menos este es un caso que se ha hecho público, por lo que medios de todo el mundo han podido hacerse eco de estas actividades, pero al parecer este no es un hecho aislado.

La incautación de equipos en Polonia por supuesta piratería, es habitual

Decimos esto porque tras diversas investigaciones, ahora se ha podido saber que este tipo de incautaciones se han venido sucediendo continuamente durante algo más de un año, todo ello después de una denuncia criminal presentada por un bufete de abogados relacionado con estos temas de la propiedad intelectual. Es evidente que, a pesar de las medidas tomadas por los titulares de los derechos de autor o los grupos y organizaciones que luchan contra la piratería, este tipo de acciones no son en absoluto habituales en otros países.

Todo esto dio comienzo a finales del pasado año 2013 y principios de 2014, cuando el abogado Artur Glass-Brudzi denunció a la fiscalía numerosas infracciones de los derechos de autor por compartir películas, por lo que la fiscalía comenzó a identificar a las personas que se encontraban detrás de las direcciones IP indicadas. Asimismo, este mismo abogado tuvo acceso a la documentación del fiscal, datos que usó para obtener nombres y direcciones de los usuarios identificados, todo ello sin esperar el fin del proceso penal.

Piratería Internet ISP

A partir de ahí Glass-Brudzi comenzó a enviar a estas personas miles de cartas indicándoles que eran sospechosos de los hechos relacionados con la infracción de los derechos de autor, algo que en ese momento no era cierto. Así, se recurrió a una acción penal para acceder a los datos personales que posteriormente se utilizaron en acciones civiles, algo completamente legal y bastante común en Polonia, pero no demasiado bien visto. De hecho, ahora este mismo abogado se enfrenta a un tribunal disciplinario porque sus cartas eran bastante engañosas, aunque a pesar de todo, los procedimientos penales aún están en curso, como se ha podido ver con las recientes incautaciones.

Como muchos habréis podido pensar, es muy probable que muchas de estas personas afectadas hayan cambiado sus equipos desde 2013, pero la policía está obligada a confiscar las que tienen actualmente. Y es que los fiscales polacos a menudo deciden apoderarse de los PCs solo porque tienen una lista de direcciones IP de un abogado, como ha sucedido en este caso en concreto, algo que para muchos es completamente absurdo.

¿Qué os parecen este tipo de acciones que se llevan a cabo en Polonia para luchar contrala piratería de contenidos?

Escrito por David Onieva

Fuente > TF