Un empleado de Microsoft, salvado por Google Chrome en plena presentación

Actualidad

Lo habitual es que dentro y fuera de eventos corporativos, en compañías como Microsoft los empleados –y sobre todo desde cierto rango- utilicen productos y servicios propios de la misma. Esto, siempre y cuando la firma en cuestión aborde ese nicho. Así que, evidentemente, en una presentación de Microsoft en la que se utiliza un navegador web lo normal sería que el empleado en cuestión utilice Microsoft Edge o, como mucho, Internet Explorer. Pero no ha sido así, ha utilizado Google Chrome.

Un ingeniero de Microsoft, cuando estaba en una de las muchas presentaciones de la compañía ante sus potenciales clientes, tuvo que recurrir a Google Chrome cuando estaba utilizando el navegador web de su propia compañía, Microsoft Edge. Un hecho anecdótico, pero que ha llamado la atención porque el cambio entre un software y otro se produjo por un problema en Edge. De hecho, el propio trabajador de la firma de Redmond hizo humor del problema comentando que ‘mientras la gente está hablando’ instalaría Google Chrome, entre risas y aplausos de la audiencia que estaba allí presente.

El empleado de Microsoft instala Chrome en el minuto 37, en plena presentación, por un fallo en el navegador web Microsoft Edge.

‘Hay cosas que, sencillamente, no funcionan’

«Me encanta cuando las demos se rompen», comentaba el empleado de los de Redmond cuando en medio de su exposición el navegador predeterminado de Windows 10, Edge, dejaba de responder. Quería echar un vistazo a las máquinas virtuales que tenía creadas y aquello no funcionaba. “Así que mientras estamos aquí hablando, voy a instalar Chrome”, apostilló. Risas y aplausos generalizados de su audiencia.

‘Me encanta cuando las demos se rompen’, comentaba el trabajador de Microsoft cuando sufrió ese percance con Microsoft Edge. Y cuando el navegador web de la compañía de Mountain View estaba descargado, y en su primer arranque, desmarcó la casilla de enviar estadísticas de uso e informes de errores señalando que ‘no vamos a ayudar a Google a ser mejor’. El problema, según él, fue del propio equipo en que estaba ejecutando la demostración.

Escrito por Carlos González

Fuente > ADSLZone

Vía > Softzone