Las pantallas de móviles casi irrompibles son una realidad con grafeno y plata

Ciencia

Las pantallas de los móviles han ido mejorando en los últimos años, con una mayor resistencia ante golpes y caídas, y manteniendo la misma protección ante rayajos (aguantando hasta un 6 en la escala de Mohs en el caso de las Gorilla Glass). Ahora, un grupo de científicos ha creado pantallas con grafeno y plata que son más baratas y resistentes, entre otras ventajas.

La combinación de grafeno y plata podría dar lugar a las pantallas móviles del futuro

Eso es lo que han conseguido científicos de la Universidad de Sussex. Mediante la mezcla de grafeno y unos nanocables de plata, este nuevo material podría conducir a pantallas para móviles más resistentes, fáciles de fabricar, con mejor respuesta, menor consumo, y que incluso son flexibles y capaces de doblarse. Gracias a esto último, podríamos estar ante la protección necesaria para los móviles flexibles.

grafeno-movil

La parte táctil de la pantalla de la mayoría de móviles del mercado usa óxido de indio y estaño. A pesar de ser ideal por su transparencia y conductividad, el indio también es poco común, caro y frágil. Otras alternativas que existen son la plata (algo cara), o incluso se ha intentado con cobre.

grafeno plata microscopio

Sin embargo, un método que permite reducir el precio de estas pantallas con plata consiste en emparejarlas con capas de un átomo de espesor de grafeno. Gracias a ello, la cantidad de plata utilizada disminuye radicalmente, haciendo estas pantallas más baratas y asequibles.

Son más baratas, resistentes, eficientes, flexibles y fáciles de fabricar

Para crearlas, los científicos disponen la fina capa de grafeno en una superficie de agua, la recogen con un sello de goma y la presionan encima de la capa de nanocables de plata. Aunque suene a proceso complejo, el equipo afirma que este método es fácilmente escalable, pudiendo usar máquinas de impresión o rodillos con patrones.

proceso de creacion plata grafeno pantalla

La combinación de grafeno y plata también es 10.000 veces más conductiva que las pantallas actuales, por lo que incluso no sería necesario usar tanta plata como en su prototipo, y aun así sería mejor que las pantallas actuales.  Usar plata hasta ahora en estas pantallas presentaba un gran inconveniente: que, ante el contacto con el aire, ésta se desgasta. Sin embargo, al emparejarlo con el grafeno los científicos descubrieron que éste protegía a la plata de los contaminantes del aire.

Por último, también probaron a doblar varias veces estos cristales, y comprobaron que las propiedades eléctricas no cambiaban, frente a las pantallas que no usan grafeno donde sí se ve un cambio. Por ello, se podría dar pie a móviles flexibles que usaran estas pantallas, ya que no presentan ningún inconveniente.

Escrito por Alberto García

Fuente > Newatlas

Continúa leyendo
  • Christian Glace

    Bueno, dentro de unos siglos mis tataranietos quizas las tengan. Y baterias de grafeno, y carcasas de grafeno, y procesadores de grafeno, y para merendar, butifarra de grafeno.

    • ccartola

      Eh, que no se te olvide el motor de agua ¬¬

  • Ibán Keko

    Grafeno!!! Grafeno Everywhere!!!

  • Jesús Bustos

    Digo yo, que implementarán los nuevos móviles dentro de 3 o 4 años.. Quiero decir, el próximo objetivo el el touch id implementado en la pantalla, pero una vez hecho eso, que más se puede lograr teniendo las mismas proporciones, estamos llegando al limite de los componentes actuales. No sé, una vez se logre mejorar la bateria, pantalla, touch id frontal y todo el móvil sin marcos, poco quedará por mejorar.
    PD: como odio cuando leo un articulo donde pone “las pantallas flexibles” , no sé porque mi cabeza se imagina una pantalla agrietándose por el desgaste y un terminal aparatoso.
    Viva el grafeno!!

    • ADSLZonero

      ¿3-4 años? No te lo crees ni tú.

      Dale muchos, muchos años hasta que el grafeno milagroso salga a la luz.

      • Jesús Bustos

        Perdón, me refería a que dentro de 3 o 4 llegaríamos al límite de lo que tenemos ahora, no al grafeno.