Apple ya ha solucionado la vulnerabilidad KRACK del WiFi en iOS o macOS, aunque no ha lanzado el parche

Redes

Ayer saltaba la noticia (posiblemente) del año en el mundillo de las redes e Internet. El protocolo de las redes WiFi conocido como WPA2 es vulnerable a hackeos mediante un ataque bautizado como KRACK. Aunque todas las alarmas saltaron, como era lógico, una vez se desvelaron todos los detalles sobre KRACK supimos que es algo que se puede corregir con un parche en los dispositivos afectados. Microsoft ya ha parcheado la vulnerabilidad WiFi de WPA2, Google tardará semanas y Apple ya ha solucionado la vulnerabilidad KRACK del WiFi en iOS o macOS, aunque no ha lanzado el parche.

Apple ya habría solucionado la vulnerabilidad KRACK que permite hackear conexiones WiFi protegidas por WPA2 y que amenazaba con convertirse en una auténtica pesadilla para sus usuarios. El responsable del hallazgo dejó claro que esto es algo “del lado del cliente” por lo que es clave actualizar los dispositivos afectados, que, por otro lado, son la práctica totalidad de los que utilicen WPA2 para el WiFi.

En el caso de Apple, los frentes a solucionar pasan por parchear iOS, tvOS, watchOS y macOS. De hecho, los de Cupertino ya han solucionado el problema y en las versiones beta está disponible para descargar. Estas versiones están reservadas para desarrolladores o bien a través del programa de betas pública con un poco más de retraso.

La solución a KRACK llegará en días o semanas a los usuarios de Apple

Apple suele tardar algunas semanas en lanzar una nueva actualización de sus diferentes sistemas operativos. Es decir, las betas que actualmente se están probando pasan por diferentes fases hasta llegar a convertirse en el producto final que se pone a disposición de todos los usuarios.

Es posible que, debido a la trascendencia del ataque KRACK y la preocupación de los usuarios, Apple decida adelantar la llegada de estas actualizaciones. Los parches que solucionan KRACK deberían llegar a todos los usuarios con iOS 11.1, de la que actualmente se está probando la tercera beta por parte de desarrolladores.

Como ya hemos comentado, Microsoft ha sido la primera en salir al paso para confirmar que ya ha parcheado la vulnerabilidad KRACK de las redes WiFi con WPA2. El parche fue lanzado el pasado 10 de octubre para Windows 10, Windows 7 y el resto de sistemas operativos con soporte en vigor. Los usuarios actualizados no serán vulnerables a este ataque.

Escrito por Claudio Valero

Fuente > macrumors