El 4G y el 5G siguen siendo inseguros como el 2G y 3G

Redes

Las redes 4G ya llegan a la práctica totalidad de la población mientras que las redes 5G todavía están en época de gestación para ver la luz a partir de 2018 o 2020. Esto hace que las redes 2G y 3G se enfrenten a su cierre en el medio plazo para dejar “espacio” a estas dos tecnologías más modernas. Sin embargo, un grupo de investigadores han averiguado que su arquitectura presenta características poco seguras como ya ocurre con el 2G y 3G.

Las redes 4G y, sobre todo, 5G, están destinadas a conectar el mundo y los millones de dispositivos conectados que ya tenemos y que irán llegando a lo largo de los próximos años. No obstante, parece que no se han tomado tan en serio el tema de la seguridad como cabría esperar. Las redes 4G y 5G son también vulnerables a ciberataques y cuenta con problemas de seguridad que las exponen a ataques DDoS y espionaje. Al menos, es lo que han señalado un grupo de investigadores.

El 4G y el 5G siguen siendo inseguros

Todo parece estar radicado en el uso de la arquitectura Evolved Packet Core (EPC) que puede ser aprovechada por ciberdelincuentes. Además, los investigadores señalan que no es necesario disponer de un equipo avanzado, herramientas avanzadas o conocimientos de alto nivel. Un usuario con conocimientos básicos puede conseguirlo con un portátil y software gratuito.

4G y 5G

Los atacantes pueden aprovechar el core de la red 4G para extraer información clave. Esto les permite interceptar llamadas y mensajes de texto, lanzar ataques de denegación del servicio o ataques man-in-the-middle. Los investigadores creen que todo esto pone en riesgo a los millones de dispositivos conectados y a las ciudades inteligentes.

“Las vulnerabilidades detectadas ponen en riesgo los semáforos inteligentes y la iluminación de las ciudades, así como las señales de tráfico electrónicas, los paneles de información en las paradas de autobús y otras funciones de las ciudades inteligentes que están conectadas en redes de cuarta generación”.

Además, debemos tener en cuenta que este es uno de los varios informes sobre la inseguridad de las redes 4G y 5G que se han llevado a cabo en los últimos tiempos. Por ello, los investigadores de seguridad recomiendas a las operadoras el uso de instrumentos especiales para monitorizar y filtrar sus redes, además del uso de aplicaciones cifrada de extremo a extremo.

Escrito por Claudio Valero

Fuente > wccftech