Consiguen ejecutar el emulador de la SNES Mini en la Raspberry Pi 3

Videojuegos

La SNES Mini es la segunda consola de la saga “mini” que Nintendo ha lanzado después de la NES Classic Mini. En ellas encontramos decenas de juegos clásicos que son emuladores mediante un hardware muy similar al de la Raspberry Pi 3; una placa con un procesador ARM y 512 MB de RAM (la Raspberry Pi tiene 1 GB). Además, ambas consolas usan ahora mismo la misma placa.

Podemos instalar el emulador de la SNES Mini directamente en la Raspberry Pi

Actualmente en Raspberry Pi podemos instalar varios sistemas operativos y emuladores, siendo uno de los más conocidos RetroPie. Con RetroPie podemos emular decenas de consolas y jugar a miles de juegos, usando para ello cualquier mando, incluso los de las consolas actuales, y por supuesto el de la NES o SNES. Sin embargo, muchos usuarios prefieren el encanto y el tener un producto oficial de Nintendo.

nintendo-classic-mini-rasperry-pi

Ahora, un usuario ha hecho posible una solución intermedia entre usar RetroPie o tener la consola original. Si tienes una Raspberry Pi y no has podido hacerte con una unidad de la NES Mini o la SNES Mini, simplemente puedes coger e instalarle el emulador personalizado que Nintendo ha creado para sus consolas.

Aunque ya haya varios emuladores de SNES para Raspberry Pi, poder usar la versión oficial de Nintendo en el miniordenador es un gran paso para la comunidad, pues permite conocer a fondo cómo Nintendo ha hecho su emulación personalizada.

Tan sólo es necesario cambiar las librerías de la tarjeta gráfica

La imagen personalizada del usuario simplemente requiere cambiar unas librerías. La SNES Mini utiliza una GPU Mali, mientras que la Raspberry Pi usa una de Broadcom. Cambiando las librerías la imagen se ejecuta perfectamente. Además, al parecer, la SNES Mini utiliza librerías SDL.

SNES-Classic-interior

El proceso de instalación no es sencillo, pero si eres un usuario de Raspberry Pi y has trasteado ya con ella seguro que no te resulta nada difícil. Tan sólo necesitas la Raspberry Pi, una tarjeta microSD con la última versión de Raspbian, una memoria USB para copiar los archivos, un teclado USB, y el dump descifrado de la memoria de la SNES, el cual se sacó el mismo día de lanzamiento y se puede instalar en la NES Mini, ya que tiene el mismo hardware interno. Además, también se pueden instalar juegos personalizados con hakchi.

De momento, para poder jugar es necesario hacer uso de un teclado USB, pues es lo único que de momento se ha trabajado para que emule los mandos de la SNES. Todas las instrucciones de uso se encuentran en este enlace.

La Raspberry Pi demuestra así que es la mejor opción para hacerte tu propio emulador casero si no has podido hacerte con la consola original, o incluso si quieres emular varias consolas en un único dispositivo que ocupe poco espacio y que puedas utilizar con un mando inalámbrico que tengas por casa. Actualmente la única opción de usar un mando inalámbrico con la SNES Mini es utilizar los nuevos mandos de 8BitDo SF30, que cuestan 25 dólares y saldrán al mercado el próximo 10 de diciembre.

Escrito por Alberto García

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
  • Marcos López

    Debo ser el único tonto que para emular un ordenador con Windows normal y corriente, y me dejo de otros dispositivos. El mismo PC que tengo conectado a la tele del salón para jugar todos los juegos actuales se usa para emular sin más complicaciones.

    • Jorge Chumacero Chávez

      No creo que seas el único, hay gente que NO toma en consideración el espacio, la versatilidad, el ruido y el mínimo consumo de una raspberry pi ofrece a comparación de un ordenador incómodo, ruidoso, grande, gastador de energía, vamos, lo contrario…

    • ccartola

      Muy bien chico, ¿y si quieres jugar en casa de un amigo? ¿Te llevas el PC? ¿Y a nivel de consumos, también es lo mismo?

      Te daría 50 razones, pero con esas sobran.

      • Marcos López

        Si voy a casa de un amigo, los amigos ya tienen ordenador o Raspberry, o consolas, o lo que cada uno tenga, como es lógico. Nunca me llevaría mis sistemas a casa de un amigo, como mucho me llevo los mandos o los juegos. Lo del consumo no estoy de acuerdo, ¿te merece la pena encender el ordenador para abrir un navegador de internet y no para jugar?

        Mi ordenador, que no tiene monitor, y fuente 80+ Platinum, no llega a 30W en IDLE (suficiente para un emulador) frente a los 3W de la Rasppberry, sin embargo, solo la tele encendida son 100W y el equipo de sonido son 40W, por lo que la diferencia de ordenador 170W, a Rasperry, 143W, es despreciable, un 15%.

        No se trata de casas de mis amigos, sino de la mía propia, tengo todo configurado en el ordenador y no necesito ninguna máquina adicional.