Rusia también tiene su propia NSA, y lleva espiando en la sombra a todo el país desde 1992

Software

Julian Assange, además de estar opinando mucho en las últimas semanas sobre el referéndum de Cataluña, también tiene tiempo de seguir publicando material relacionado con el espionaje en Wikileaks. Lo último tiene que ver con Rusia, y con unos documentos que prueban que las autoridades tienen la capacidad para espiar las telecomunicaciones de todo el país.

Rusia contaba con la empresa Peter-Service para poder espiar a todos sus ciudadanos

Esta filtración supone la primera en referencia a Rusia, y podría acallar los rumores de que era ese país quien hasta ahora le estaba proporcionando los documentos que la asociación ha filtrado en los últimos años. Otra posibilidad es que precisamente haya lanzado esta información para alejarse de esos rumores.

rusia-espia

Más allá de especulaciones, los documentos muestran cómo una empresa rusa llamada Peter-Service, que ofrece software a los operadores de telecomunicaciones del país, es capaz de instalarles también una estructura bajo orden del gobierno. Esta infraestructura permite a las agencias rusas pinchar y espiar las comunicaciones y actividad digital de los ciudadanos rusos. Este sistema sería similar al usado por la NSA en Estados Unidos o la GCHQ en Reino Unido. Peter-Service fue creado en 1992 (muy cercano a la desaparición de la URSS), y supuestamente sólo es una de las muchas empresas del estado ruso.

Así, con esta infraestructura, el gobierno ruso tiene acceso a una gran cantidad de metadatos, como el número de teléfono de una persona, los mensajes, los IMEI y direcciones MAC, direcciones IP y posicionamiento a través de las antenas de red. Los contenidos del programa hacen referencia al periodo de tiempo comprendido entre 2007 a junio de 2015, y entran muy a fondo en el funcionamiento de la estructura, además de estar en ruso. Rusia tiene cuidado hasta en este tipo de documentos, y en ningún momento nombra al FSB, sino que sólo habla de “agencias estatales”, sin mencionar al servicio secreto.

Peter-Service instala una máquina que duplica e inspecciona todo lo que pasa por las redes rusas

La información se retiene por obligación legal un máximo de tres años bajo el Data Retention System (DRS). Este sistema almacena todo el tráfico de datos y llamadas de un móvil sin cifrado, y permite a las autoridades realizar búsquedas de determinadas palabras clave entre toda la información almacenada de todos los rusos. En los documentos se ven imágenes de cómo funciona el buscador.

El DRS es capaz de gestionar hasta 500 millones de conexiones al día, con búsquedas en la información diaria que sólo se demoran 10 segundos. Entre los sitios web que permite analizar la herramienta Traffic Data Mart (TDM), se encuentra una serie de páginas web relacionada con sitios bloqueados por el país, webs criminales, armas, botnets, narcóticos, apuestas, racismo, terrorismo, etc.

En definitiva, este sistema permite generar también informes que contengan información como volumen de visitas a una web, sitios más visitados, sitios en los que se gasta más dinero, qué protocolo se usa más (email, teléfono, torrent), etc. El producto utilizado para espiar y duplicar los datos (básicamente, inspección profunda de paquetes) en tiempo real de todos los ciudadanos rusos se llama DPI*GRID, e incluso la propia compañía lo muestra de manera pública en su web. Cada unidad puede procesar hasta 10 Gbps de datos.

Escrito por Alberto García

Fuente > Wikileaks

Vía > TechCrunch