El FBI “insta” a empresas americanas a no usar Kaspersky como antivirus por espionaje

Escrito por Alberto García
Software

El ciberespionaje a nivel mundial está haciendo que muchos países, a través de sus agencias de inteligencia, estén atentos a cualquier posible método de espionaje utilizado por programas o aplicaciones, sobre todo los extranjeros. Después de todos los rumores de hackeos de Rusia hacia Estados Unidos, una de las nuevas víctimas podría ser Kaspersky.

Después de empresas energéticas, llegan las tecnológicas

Hace un mes recogimos que el Gobierno de Estados Unidos estaba empezando a prohibir el uso de Kaspersky como antivirus en sus agencias e instituciones gubernamentales por miedo al robo de información. Ahora es el FBI quien está “forzando” en secreto a que las empresas del sector privado no utilicen Kaspersky como solución antivirus, al considerarlo una “amenaza para la seguridad del país”.

kaspersky

Inicialmente, el FBI empezó a instar a empresas dentro del sector energético e industrial a no utilizar el antivirus. Es vital que este tipo de empresas no queden bajo control de posibles atacantes que puedan generar inestabilidad en un país, con graves consecuencias si consiguen tomar el control de una central eléctrica y dejar sin electricidad a cientos de miles o millones de personas.

Ahora, el FBI ha empezado a contactar a empresas tecnológicas norteamericanas para ver cuáles son los contratos que tienen con la empresa rusa, sobre todo si esos productos están destinados a negocios y consumidores de Estados Unidos.

¿Está Kaspersky espiando a los usuarios americanos?

Toda esta persecución a Kaspersky llega después de que supuestamente las agencias de inteligencia norteamericanas hubieran descubierto que Kaspersky tiene relaciones muy estrechas con el gobierno ruso. Tanto es así, que el FBI afirma que algunos de los empleados actuales de la empresa son antiguos espías rusos. Además, la legislación rusa permite al gobierno controlar una empresa del país y usarla para espiar a otras naciones.

Kaspersky ha declarado en repetidas ocasiones que no tiene relaciones ni con el gobierno ruso ni con ningún otro gobierno del mundo, e incluso se ha ofrecido a comparecer en el congreso estadounidense y a que se analice el código fuente de su antivirus para ver que no hay presencia de ningún malware ni de ningún tipo de espionaje a sus usuarios.

La compañía también ha lamentado que se esté atacando a una empresa que cumple con la ley y tiene una ética para con sus clientes. Básicamente, la compañía se está viendo afectada de un conflicto geopolítico que enfrenta a Estados Unidos y a Rusia, ya que Kaspersky nunca ha ayudado ni ayudará a un gobierno a realizar tareas de ciberespionaje. De momento, las empresas tecnológicas americanas no están recibiendo positivamente los “consejos” del FBI, aunque de momento la situación pasa por eliminar el antivirus de sectores clave como el energético y el industrial.

Fuente > Softpedia