Ya todo vale, las plataformas streaming se sirven del consumo pirata para beneficio propio

P2P

Desde que la plataformas legales de pago mensual con contenidos audiovisuales tipo Netflix y similares se fueron extendiendo por todo el mundo, lo cierto es que el consumo ilícito de contenidos con derechos de autor ha disminuido, quizá no tanto como muchos querrían, pero algo ha bajado.

Sin embargo hay que tener en cuenta que este tipo de plataformas, a pesar de su creciente éxito, si las comparamos con el tiempo de vida de los portales pirata y todo lo relacionado con este controvertido mundo, son relativamente nuevas. Es por ello que se puede considerar que por el momento aún se están ganado la confianza de los usuarios atrayéndolos con una amplia variedad de contenidos, tanto propios como de terceros. De hecho estos servicios audiovisuales se están centrando cada vez más en la producción de contenidos propios en forma de series y películas para así tener exclusividad y ganar nuevos clientes con sus nuevos éxitos propios.

Aunque Netflix, HBO o Amazon Prime son los servicios de este tipo más conocidos y populares, no son los únicos, ya que hay bastantes más a lo largo y ancho de la Red. Decimos todo esto porque, tal y como se acaba de saber, uno de los más populares en continentes como Asia y África, iFlix, está echando mano de las cifras que se obtienen del consumo de contenidos pirata para saber haciendo dónde dirigirse a la hora de poner a disposición de sus clientes un tipo de vídeos u otro. Prácticas similares no son nuevas, pero lo llamativo es que cada vez son más comunes, además los máximos responsables de estas plataformas no tienen problema alguno en admitirlo llegado el momento.

Streamig iFlix

La piratería influye en los contenidos de las plataformas streaming como iFlix

En el caso que nos ocupa, lo que hace iFlix es analizar los contenidos más demandados por los usuarios habituales de los portales pirata para de ese modo conocer las tendencias más populares y ofrecer sus propios contenidos acorde con estos datos. Es evidente que el principal objetivo de estos movimientos es el de captar cada vez más clientes para obtener unos mayores beneficios económicos, como es lógico.

De este modo, además de ganar más dinero ofreciendo al público lo que realmente quiere ver, se logra evitar en gran medida el despilfarro no adquiriendo películas o series que no va a demandar nadie, algo muy temido por este tipo de plataformas.

Lo curioso de todo ello es que, mientras que por una lado la industria del entretenimiento en general siempre ha marcado a la piratería como la gran culpable de sus males, ahora las plataformas legales que tanto se han solicitado, tienen que echar mano de la «peligrosa» piratería para agradar a sus clientes de pago.

Escrito por David Onieva

Fuente > RedesZone

Continúa leyendo
  • “lo que hace iFlix es analizar los contenidos más demandados por los usuarios habituales de los portales pirata para de ese modo conocer las tendencias más populares y ofrecer sus propios contenidos acorde con estos datos”.
    Algo parecido hizo Microsoft con Microsoft Office, la gente de a pie lo obtenía pirata y aprendía, de tal forma que en las empresas, que si lo compran legal, aceptasen Office porque era lo que todo el mundo conocía.

  • Driguez

    Esto me recuerda a cuando Movistar (creo) cogió subtitulos usados en contenido pirata para usarlos. Osea “pirateria en beneficio propio”.

    • lookmeandnotouchme

      Incluso Spotify (En sus inicios) usaba canciones descargadas de thepiratebay

  • Fran Revellón

    Si la piratería al final existe por los errores de este tipo de servicios. Las filtraciones de los capítulos de Juego de Tronos por errores de HBO hacen que haya piratería, cuando en verdad ahora lo controlan mucho más. Y la piratería aporta que la gente haga subtítulos rápidos, adaptaciones de mejores calidad… pero lo que hay que hacer es que a esos profesionales se les integre en los servicios streaming