AMD Enhanced Sync y NVIDIA Fast Sync: ¿adios al molesto tearing de los juegos?

Software

Tanto AMD como NVIDIA tienen sus propias tecnologías para que la tarjeta gráfica sincronice los “frames” con el monitor, y evitar el stutter y que partes de dos fotogramas distintos aparezcan a la vez en la pantalla. Para usarlos, es necesario tener un monitor compatible, pero ambas compañías tienen una tecnología que también funciona fuera de esos monitores.

FreeSync y G-Sync requiren monitores compatibles

En el caso de AMD, hablamos de FreeSync 2, que se anunció el pasado mes de enero para añadir compatibilidad con contenido HDR, y con la que Xbox One X será compatible cuando sea lanzada a finales de año. Su implementación en monitores de todas las marcas es gratuita, de ahí que en los monitores de gama media y alta se incluya, sin que el precio de éstos aumente.

amd-enhanced-sync-nvidia-fast-sync

En el caso de NVIDIA, tenemos G-Sync HDR, cuya implementación supone el cobro de una comisión a los fabricantes de monitores, lo que se traduce en un aumento de precio con respecto a una misma versión con FreeSync. Su extensión se limita a los monitores más caros del mercado, y cuenta con la ventaja de funcionar con las tarjetas de NVIDIA, que son las más usadas en el mercado, mientras que FreeSync sólo se puede usar con tarjetas gráficas AMD.

AMD Enhanced Sync y NVIDIA Fast Sync funcionan en cualquier monitor

Pero, incluso en el caso de que tu monitor no sea compatible con FreeSync ni con G-Sync, ambas compañías cuentan con opciones de sincronización de frames a través de software. En el caso de NVIDIA, la compañía lanzó Fast Sync hace más de un año, mientras que AMD anunció ayer Enhanced Sync.

Enhanced Sync lo que hace básicamente es reemplazar a la sincronización vertical (Vsync), ofreciendo una experiencia de uso más fluida en cualquier monitor. Y si tu monitor soporta FreeSync, Enhanced Sync actúa como un colchón extra para que la latencia y el tearing se mantengan al mínimo fuera de los rangos de FreeSync. Soluciones como estas son necesarias para reemplazar a la sincronización vertical, la cual permite sincronizar por software los fotogramas de la tarjeta gráfica y los que se muestran en el monitor, pero introduciendo input lag (retraso en la imagen).

Aunque se ofrezca como reemplazo a VSync, Enhanced Sync no es exactamente igual. La principal diferencia es que la nueva tecnología de AMD no bloquea el framerate a la tasa de refresco de nuestro monitor, sino que la desbloquea con el objetivo de reducir la latencia, incluyendo cuando los fotogramas caen por debajo de la tasa de refresco máxima del monitor. Esto hace que se introduzca algo de tearing y stutter, que, si bien es lo que se intenta evitar, es una buena solución a medio camino entre ambas opciones. En el siguiente vídeo podéis ver cómo funciona.

NVIDIA Fast Sync funciona de una manera similar. En este caso, la sincronización vertical está desactivada, y la tarjeta gráfica sólo envía al monitor fotogramas completamente renderizados. Con esto, se elimina el tearing, pero se introduce un ligero input lag, aunque menor que con la sincronización vertical.

Escrito por Alberto García

Fuente > ADSLZone