Así operaba una red de venta de iPhone falsos

Escrito por Carlos González
Telefonía

Más que por la demanda de los iPhone de Apple, las falsificaciones de estos productos tecnológicos se producen por la escasa variación de precio de los terminales de Apple año tras año. Un LG, un Samsung, o un Sony, ve cómo su precio cae de forma progresiva mes a mes. Pero Apple mantiene sus precios, y esto se convierte en una ventana para los estafadores que, evidentemente, utilizan los precios bajos como reclamo para colar sus ‘copias’ dentro del mercado.

En Estados Unidos, Rosario La Marca –un hombre de 54 años de edad, nacido en Nápoles- se dedicó durante cinco años a colar teléfonos inteligentes iPhonepero falsos- a través de una red de importación ilegal. Este hombre, que ahora ha sido condenado a 37 meses de prisión tras su arresto y declaración como culpable de varios cargos, no sólo se dedicaba a copiar iPhones, sino también otros ‘iDevices’ como los iPod y iPad. Y lo hacía en constante contacto con una fábrica en China que, como era de esperar, eran quienes servían la ‘materia prima’ al italiano.

iphone estafa

Fabricados en China, ensamblados en EEUU: eran iPhone falsos que colaron en casa de Apple

En el mercado nacional de Apple se estuvieron vendiendo miles de copias de iPhone mientras la red de importación de este hombre italiano mantuvo su actividad. Fue posible gracias a una inversión de 1,1 millones de dólares para la fabricación de dispositivos falsos, algo más de 40.000 aparatos falsificados que se vendieron, posteriormente, en los Estados Unidos. La forma de operar consistía en esto: recibían la mercancía del ‘taller’ chino, ubicado en Hong Kong, y los iPhone falsos se ‘ensamblaban’ en Estados Unidos, con los logotipos de la manzana mordida enviados por separado, e introducidos en los dispositivos en las oficinas de Nueva Jersey y Florida.

Desde aquí, entonces sí, es desde donde se enviaban los iPhone a los clientes finales, porque la mayoría de las unidades se vendieron por Internet. Y según datos recogidos de la investigación, los ingresos eran transferidos a cuentas bancarias en Italia en montos inferiores a 10.000 dólares, para evitar que las autoridades de los Estados Unidos pudieran detectar y desmontar su operativa. Sin embargo, se descubrió la misma y se inició una investigación que arrancó con cinco envíos interceptados, de varios miles producidos entre 2009 y 2014.

Fuente > Softpedia