El mal del matchmaking, o por qué en algunos videojuegos siempre te ganan

Videojuegos

El sistema de matchmaking es el que se encarga, en cada videojuego, de organizar las partidas online. Es decir, es el que actúa cuando estamos en la sala de espera tratando de entrar en una partida de multijugador online, el que decide qué jugadores deben ‘emparejarse’ para competir juntos, o enfrentados, dentro de una misma partida. Y sí, falla mucho, pero tiene una explicación. Y esa misma es la que explica, también, por qué en algunos videojuegos te ganan siempre.

El matchmaking de los videojuegos puede tener en cuenta varios factores de puntuación del jugador, pero principalmente se utilizan dos. Por un lado los puntos de experiencia, que se consiguen a medida que avanzamos en las horas de juego y, evidentemente, más o menos deprisa según nuestros resultados. Pero están estrechamente relacionados, estos puntos, con las horas de juego y no directamente con la habilidad del jugador. Ahora bien, el segundo sistema de puntuación, los puntos de competitivo, sí que tienen que ver directamente con los resultados y la habilidad del jugador, demostrados en cada partida.

rocket league

El ‘matchmaking’ de la mayoría de los videojuegos no es tan preciso como debería

Los problemas de matchmaking son los que provocan diferencias de nivel de habilidad entre los jugadores de una partida online. Es decir, que unos sean muy buenos, y otros no tanto, y por tanto un equipo pueda tener notable ventaja sobre el otro. De ahí que nos cueste ganar, como es evidente, porque el rival es muy superior, y aún así el videojuego nos ha enfrentado por no tener en cuenta los datos que debería. Cuando ocurre esto, habitualmente, es porque se tiene en cuenta únicamente la puntuación de experiencia, que considera las horas de juego como un factor relevante.

En los modos competitivos, sin embargo, la puntuación está limitada en el tiempo. Es decir, únicamente tenemos una puntuación temporal que se renueva por temporadas. Y esta puntuación se basa únicamente en la habilidad, porque se gana o pierde según las victorias y derrotas como equipo, pero también en función de la actuación individual de cada jugador por cada partida. Y en base a esta puntuación, además, se establecen rangos con una desviación –por exceso y por defecto- reducida para que los rangos se crucen entre sí, pero con limitaciones para evitar los desajustes de nivel.

Escrito por Carlos González

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
  • EXPERIMENTONGOD

    Me alegro de que hayáis puesto el Rocket League en la foto, es muy buen ejemplo. El matchmaking en ese juego es horrible, en mis primeras partidas en PC nos metian goleadas porque ponen 2 pros en el otro equipo en vez de equilibrar