Este ordenador de 160 TB de RAM busca reventar la Ley de Moore

Escrito por Alberto García
Hardware

Hace unos 7 meses, HP anunció que estaba trabajando en un prototipo del ordenador apodado como The Machine, el cual busca centrar el ordenador en la memoria en lugar de en el procesador. Mientras que el ordenador que desvelaron en noviembre tenía “sólo” 8 TB de memoria, el mostrado hoy tiene un total de 160 TB de memoria.

Ordenador basado en fotónica y memristors con 160 TB de memoria

Este ordenador cuenta con la gran ventaja de poder acceder a una gran cantidad de información de manera prácticamente inmediata, gracias a que ésta está almacenada en la memoria. Por ello, The Machine se hace pensando en las grandes empresas como Google o Facebook, que aprovechan el Big Data de sus millones de usuarios para mejorar sus servicios.

El sistema se basa en la utilización de memristors y de comunicación a través de la fotónica, la cual utiliza el silicio para transferir señales ópticas con un elevado ancho de banda y utilizando mucha menos energía.

The Machine es especialmente diferentes a otros grandes sistemas de la actualidad, ya que replantea las bases de la arquitectura de los ordenadores actuales que tantos quebraderos de cabeza está generando a los fabricantes de microchips. En lugar de estar desarrollados en torno al procesador como prácticamente todos los ordenadores del mundo, The Machine se centra en la memoria para hacer que la interacción entre los componentes sea más eficiente.

hpe-the-machine

Esto es muy importante, ya que la cantidad de datos que existen en la red no paran de crecer. De hecho, el 90% de los datos que hay actualmente en Internet se generaron en los últimos dos años. La cantidad de datos en la red aumenta a una velocidad mucho mayor de lo que lo hace la capacidad de procesamiento de éstos, por lo que es necesario descubrir nuevos métodos, como el empleado por HP o a través de ordenadores cuánticos.

The Machine cuenta con varias tecnologías en un único dispositivo, las cuales también se pueden aplicar en otros campos. La memoria que utiliza consiste en lo que se llama “memristor”, que es una mezcla entre memoria y resistor. En la compañía están también al tanto del avance tecnológico en otras memorias no volátiles, con el fin de reducir al máximo el coste.

El proyecto podría suponer una nueva manera de entender el PC

El proyecto, que inicialmente se pensaba desde la industria que no iba a tener éxito, no quiere quedarse en los 160 TB, y busca incluso alcanzar en el futuro cifras de exabyte, o incluso de 4.096 yottabyte. Un yottabyte equivale a 1 billón de TB. Además de alcanzar cifras inimaginables hoy día, este sistema podría llegar también a los hogares, aunque habría que esperar incluso décadas, además de que llegaría en versiones mucho más reducidas.

hpe-the-machine-nodos

Aunque no se usase en tu futuro ordenador, sí que permitiría utilizar servicios de manera mucho más rápida. Por ejemplo, que el médico pudiese cotejar millones de datos de manera instantánea, al comparar un tratamiento en otros pacientes de enfermedades similares o basándose en nuestra información genética.

En definitiva, la industria sigue trabajando en alternativas para intentar solventar los límites físicos que los métodos actuales basados en silicio ofrecen. Si algunos de estos cambios consiguen llegar a buen puerto, se reventará la Ley de Moore con nuevos sistemas que ofrezcan capacidades de procesamiento varios miles de veces superiores a lo que tenemos en los ordenadores más potentes en la actualidad.

Fuente > Digital Trends