Probamos la New Nintendo 2DS XL ¿merece la pena?

Videojuegos

Aunque faltan casi dos meses para poder comprarla, sale a la venta el 28 de julio, hemos tenido la oportunidad de pasar un rato con la New Nintendo 2DS XL, la nueva consola portátil que sacará la empresa de Kyoto. No es un análisis, es un simple avance, toma de contacto, pero os contamos las sensaciones que nos ha dejado la consola tras probarla y, sobre todo, si recomendamos la compra y a quién.

Antes de nada, no es nada nuevo que Nintendo exprima sus consolas, sobre todo en el terreno de las portátiles, y saque numerosas versiones de la misma máquina a lo largo del tiempo. Pasa desde tiempos de la GameBoy y muchas veces les sale bien o, como se ha reconocido, otras veces lo que pasa es la GameBoy Micro.

Volviendo a la New Nintendo 2DS XL, el anuncio de la consola por sorpresa apenas un mes después de que llegara la Nintendo Switch al mercado no dejó de ser sorprendente. Responde, también, a la necesidad que hay en estas fechas tras presentar resultados de decirle al público – y con esto nos referimos a los accionistas – los planes que tiene la compañía para seguir facturando más allá de lo evidente con la Switch que en ventas va disparada – que ha superado todas las expectativas puestas en ella -.

Estamos ante un dispositivo que no deja de ser la New 3DS XL pero sin el 3D, y Nintendo no lo esconde. Tiene el mismo procesador y las mismas pantallas. Es cierto que en el poco tiempo que hemos tenido con la consola no se puede exprimir la potencia, pero es que tampoco hace falta. Si tienes el modelo 3D ahora mismo, la nueva consola cambia el diseño – algún que otro detalle más – pero internamente estamos ante la misma máquina ya que aunque no tiene pantalla tridimensional, si tiene la doble cámara para hacer las fotos 3D.

Entonces ¿aporta algo la New Nintendo 2DS XL?

Nos vamos a centrar en los factores diferenciales y si estos son suficientes para hacer un cambio desde la New 3DS XL o no. En primer lugar tenemos un diseño nuevo, en dos variantes que, curiosamente, sólo estarán disponibles ambas en Europa y Japón – a EE.UU. y otros países no llegará la blanca y naranja -. El precio está muy ajustado, 149,90 euros, 50 más que la 2DS y 50 menos que la 3DS XL. Y ojo, que esta vez viene con cargador y tarjeta microSDHC de 4GB (la 2DS es solo SD).

Como valores diferenciales, se ha destacado que ya no habrá que usar un destornillador para retirar la tapa donde estaba la ranura para la microSD, algo que ya estaba en otros modelos pero que no se incluía en el anterior. Un detalle que se incluía por “seguridad” pero parece que ya tienen claro en Nintendo que no los niños no se las suelen tragar – que nos perdonen los jugones, pero las portátiles de Nintendo tienen un marcado carácter infantil, y las ventas lo demuestran: Yo kai Watch, Pokémon Sol, Pokémon Luna son sus juegos más vendidos .-

La New 2DS XL es más ligera que su predecesora 3D, no podemos dar el dato concreto porque aún no lo han confirmado y tampoco nos han dejado probarlo en una báscula. El diseño, es evidente que destaca y, de nuevo, nos sorprendemos con el botón C “pseudo” analógico direccional que en realidad es similar al que venían en algunos teclados de portátiles. No se mueve pero podemos dirigir su dirección mediante la presión. Estaba también presente en la New Nintendo 3DS y parecía vaticinar un aluvión de juegos de Game Cube (con él se completan el plantel de controles del mando de esta consola en la portátil ya que recordemos que los Z entraron en la New 3DS XL) pero es algo que no se ha cumplido aún. Eso sí, catálogo no le falta a la consola ya que es compatible con los más de 1.000 títulos que hay para la 3DS y sucesoras y con los amiibo a través de NFC integrado (de nuevo, es algo que también estaba presente en las New Nintendo 3DS y 3DS XL, pero no en las anteriores).

En la mano, lo cierto es que la consola es más grande y gruesa de lo que esperábamos por las fotos – tampoco hay medidas oficiales ni hemos podido poner una New Nintendo 3DS XL al lado para compararla. El formato, que vuelve a ser plegable, es tan bueno como el primer día y de eficacia probada desde la Game Boy Advance SP (sí, antes que la Nintendo DS hubo otra plegable… sin remontarnos a las Game & Watch). Es un cambio que seguramente a todos los que la Nintendo 2DS les llamaba la atención les parecerá muy destacable y por lo que creemos que esta consola va a dar la puntilla a ese modelo – ya que Nintendo no es amiga de bajar los precios pase lo que pase -. Destaca, sin duda, esa enorme bisagra que parece prometer una buena resistencia.

En términos generales, los acabados son buenos… pero no tan buenos como los que nos transmitía una Nintendo DS Lite o la propia Nintendo 3DS original. Tiene pinta de ser robusto pero ese tacto de “juguete” de plástico está presente y, pese a que el diseño en color blanco es cautivador, las acanaladuras de la carcasa van a recoger, en nuestra opinión, bastante suciedad (de hecho, las consolas de muestra ya tenían ciertos restos). Es un tema del color, porque el modelo negro y azul es probable que soporte mucho mejor el paso del tiempo y la suciedad de las manos. Y volvemos a acordarnos de la DS Lite y su modelo blanco que aguantaba carros y carretas en este aspecto simplemente por la elección de materiales.

Entonces ¿es una buena compra la New Nintendo 2DS XL? Depende

Y es que si tienes la New 3DS XL… no ganas nada más allá de un nuevo aspecto. Recordamos que las carcasas intercambiables sólo eran compatibles con la New Nintendo 3DS. Si tenías una de estas últimas y te has cansado del tamaño, no usas el 3D,  y quieres renovarla, tendría algo más de sentido, pero son necesarios estos tres factores para que sea recomendable. Si tienes una 3DS o una 3DS XL – no digamos la 2DS -, es un poco más atractiva la compra ya que se daría un salto en potencia pero, de nuevo, tiene que importarte cero las funciones 3D que perderás aunque ganarás el NFC integrado para los amiibos.

Finalmente ¿y si no tengo una portátil de Nintendo? Pues sin duda es un dispositivo interesante… siempre que no te importe que vas a comprar una tecnología ya superada. Es decir, los juegos no son malos y tienes un catálogo enorme, pero el aspecto gráfico es el mismo que en la 3DS, con algunos juegos que aprovechan la potencia de las “new” – pero no todos, en concreto son poco más de una decena actualmente – para dar un pequeño extra. Sí, se mueve más fluida que una 3DS, pero es igual en hardware que la versión de la consola que se lanzó en febrero de 2015 y la resolución de pantalla es igual que las de la 3DS XL original de 2012. Antes de que nadie lo diga, tienen 400 x 240 píxeles la superior y 320 x 240 px la inferior y en la 3DS y siguientes era de 800 x 420… pero con la salvedad de que era para cuando poníamos el 3D, para contar con 400 píxeles para cada ojo, por lo que en modo 2D se quedaba igual.

Con esto no decimos que no te la compres, sino que sepas lo que estás comprando. Si lo tienes claro, podrás disfrutar de la New Nintendo 2DS XL pero si no, es probable que te decepcione un poco.

Escrito por David G. Bolaños

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
  • lookmeandnotouchme

    Ojalá hubiese salido cuando me compré la 3DS XL. Me habría salido hasta más barata

  • Pingback: No estás solo, Mario Kart 8 Deluxe tiene problemas online()

  • Pingback: Zelda llegará a Android y iOS este año según WSJ()

  • pokemone

    yo me compre la nintendo 2ds para recordar viejos tiempos y estoy encantando, tambien la usan los crios. La compre en Oselection porque me salia el envio gratis. Compra de 10!

  • Roberto Bozzacchi

    Tengo la Nintendo Switch. La uso tanto en el Dock en casa como cuando tengo que ir por ahí y esperar o para aprovechar tiempos muertos…. También juego con mi nena de 5 años que le encanta Mario Kart y también se hizo fana de ARMS. Ahora bien… tiene sentido que compre la 2DS XL ? La puede usar mi hija?