¿Ralentiza el PC tener el escritorio lleno de iconos?

¿Ralentiza el PC tener el escritorio lleno de iconos?

Alberto García

El escritorio es una de las cosas más cómodas que tienen los sistemas operativos de sobremesa. Tener los accesos directos a programas, carpetas, archivos o automatizaciones permite ahorrarnos mucho tiempo navegando por menús con el ratón para ir a buscar algo en concreto.

Intenta que el tamaño del escritorio sea muy bajo

El problema es que muchas veces se despreocupa el orden en el escritorio, y acaba convirtiéndose en un barullo de fotografías, canciones, vídeos, carpetas, etc. Aunque los accesos directos sean archivos de apenas 1 KB de tamaño, tener muchos de ellos sí que genera ralentizaciones en el ordenador, sobre todo a la hora de utilizar el escritorio.

adslzone-iconos-escritorio

Para comprobarlo, creé alrededor de 400 iconos entre mis dos pantallas, con simples copias de accesos directos a la página de ADSLZone que tengo en mi escritorio. Mi PC cuenta con un Intel Core i7-4770K, 16 GB de RAM, una GTX 970 y Windows 10 actualizado a la última versión de Creators Update. Un hardware más que suficiente para poder mover cualquier número de iconos en el escritorio. O no.

Después de poblar mi escritorio de iconos, al borrar un icono este no desaparecía, y tenía que recargar manualmente el escritorio pulsando F5 para que desapareciera. Además, hacer una selección de varios iconos con el ratón pulsando el click izquierdo iba bastante a tirones, con bajones hasta los 2 o 3 FPS.

Realicé esta prueba comprobando el rendimiento de mi PC con los gadgets con los que veo todo el rendimiento del PC en un simple vistazo, y pude comprobar como no había realmente ningún componente que causara un cuello de botella para generar estos tirones. También probé si los tirones se generaban con los gadgets cerrados para ver si eran los causantes, pero seguían ocurriendo. La CPU tenía algunos picos de uso; la gráfica permanecía impertérrita, al igual que las unidades de almacenamiento.

gadgets-escritorio

El tiempo de refresco al presionar F5 en el escritorio pasó de ser 300 ms a tardar entre 4 y 5 segundos, quedándose la pantalla sin iconos durante uno de esos segundos. Y eso que sólo había iconos que ocupaban 195 bytes. El resto de programas no se vieron afectados, funcionando exactamente igual a pesar de la gran carga de iconos de los iconos detrás de las ventanas.

Muchos iconos en el escritorio esconden otros problemas

También el hecho de que tengas muchos iconos en el escritorio puede ser síntoma de otras cosas. Por ejemplo, si muchos de esos iconos pertenecen a programas, es conveniente que analices a ver cuántos programas tienes instalados, y si realmente los usas, así como si éstos se cargan al inicio del ordenador, pues podría ralentizar su inicio.

En estos casos, la lentitud también viene por los tiempos de carga requeridos para arrancar todos los programas que el ordenador tiene asignado ejecutar al inicio, y los cuales puedes cambiar accediendo a msconfig – Servicios, y desactivando servicios de programas que no utilices, o siguiendo la siguiente guía para quitar programas del inicio.

En el caso de que tengas muchos documentos o imágenes, lo conveniente es que los guardes todos en una carpeta en tu unidad de almacenamiento fuera del escritorio, y crees el conveniente acceso directo en el escritorio. Crear carpetas y accesos directos no cuesta nada, y te ayudará a ser más eficiente a la hora de utilizar el ordenador.

propiedades-accesos-directos

En definitiva, lo mejor es siempre contar con el menor número de iconos posible. En mi caso, los problemas empezaron a ocurrir cuando superé los 160 iconos (normalmente tengo 60), empeorando aún más el rendimiento cuando alcancé los 400 iconos. Lo mejor es tener pocos iconos en el escritorio, así como solamente accesos directos que ocupen poco, con un escritorio que no supere unos pocos cientos de KB de tamaño, y nunca almacenar archivos de gran capacidad en él, pues las ralentizaciones serán peores.