Europa quiere poder revisar tu WhatsApp

Europa quiere poder revisar tu WhatsApp

Carlos González

El ‘escándalo’ arrancó en Reino Unido, donde más en contra del cifrado de WhatsApp se han mostrado. Pero ahora este planteamiento afecta a toda Europa, en tanto que la Comisión Europea plantea una nueva legislación en torno a estas formas de protección de la privacidad y la intimidad de los usuarios en Internet. Evidentemente, viene todo a colación del cifrado de extremo a extremo de WhatsApp, puesto en marcha en abril del pasado año. Y a modo de resumen, lo que plantean en Europa es romper el cifrado de las conversaciones en casos excepcionales.

La tecnología de protección de información que utiliza WhatsApp es un cifrado de extremo a extremo. Es decir, un cifrado con dos claves; una privada compartida entre pares y otra pública. Por lo tanto, aunque toda la información intercambiada en las conversaciones de la app de mensajería instantánea –texto y multimedia- pasa por los servidores de WhatsApp, lo hace de forma cifrada y únicamente se resuelve este sistema criptográfico de forma local, en el dispositivo de los participantes de la conversación. Para la Comisión Europea, que plantea un cambio de legislación en junio de 2017, esto parecer ser un problema.

Cifrado mensajería instantánea

Europa quiere poder romper el cifrado de WhatsApp y otras aplicaciones

No es WhatsApp la única aplicación de mensajería instantánea que utiliza el sistema de cifrado de conversaciones, ni tampoco es la única que emplea el cifrado de extremo a extremo. Pero evidentemente es la app más relevante, en tanto que es la que mayor volumen de mensajes mantiene, y con mayor cifra de usuarios a nivel mundial –y también en el marco europeo-. Sea como fuere, un cambio de legislación en estos términos afectaría a todas las aplicaciones con sistema de mensajería instantánea –y no instantánea- con conversaciones privadas. Y la problemática está en que ‘fiscales, jueces, policía y fuerzas del orden’, actualmente, dependen de ‘si los proveedores proporcionan voluntariamente el acceso a la evidencia’.

Es decir, que desde Europa plantean que la manera actual ‘no facilita y garantiza la seguridad de los europeos’, porque según han explicado ‘depende de alguna acción voluntaria’. Lo que se planteará en junio de este año, con tal posible cambio de legislación en Europa, es que los mensajes intercambiados entre los usuarios de este tipo de plataformas puedan ser intervenidos. Cualquiera de las soluciones posibles, a priori, lo que dejaría es una ventana desde los servidores del proveedor que corresponda –como WhatsApp-. Y esto no sólo se traduce en acceso para las autoridades, sino también una potencial vulnerabilidad para atacantes terceros.