Las vergüenzas de la SGAE: el teatro cerrado en Sevilla que costó 75 millones

Escrito por Claudio Valero
Actualidad

La SGAE siempre ha estado en el centro de la polémica por una u otra razón (la verdad que nunca demasiado positivas para los usuarios de Internet). Si la semana pasada saltaba la noticia de que estaban en números rojos, arriesgándose a ser inviables, hoy la cosa va un paso más allá. Según se ha publicado, la SGAE tiene cerrado en Sevilla un teatro que le costó en su día 75 millones de euros. ¿Adivinad cómo se pagó ese dinero? Pues eso…

En elEconomista podemos leer que la SGAE tiene cerrado en Sevilla un teatro que le costó 75 millones. Se trata concretamente del Auditorio de La Cartuja en Sevilla, una de esas mastodónticas obras inútiles que se reparten por toda la geografía española. En este teatro, el expresidente de la Sociedad General de Autores, Teddy Bautista, invirtió 75 millones de euros. Tres años más tarde, el teatro sigue cerrado y ahora parece que podría abrir en breve.

El teatro de la SGAE que costó 75 millones

El Auditorio de La Cartuja de Sevilla se terminó de construir en el año 2012, aunque su acondicionamiento interno llevó dos años hasta obtener las licencias del Ayuntamiento en el año 2014. Desde entonces, nada de nada con ese teatro donde se invirtieron un buen puñado de millones.

sgae

Sí, es cierto que la SGAE ha mantenido negociaciones con diferentes fondos de inversión y empresas culturales para valorar su venta, pero ninguna ha llegado a buen puerto. Otro problema, más allá de tener cerrada una obra de 75 millones de euros, es que la valoración rondaría ahora los 30 millones en caso de venderla.

Este teatro cuenta con 2000 butacas, aunque se puede convertir fácilmente en una sala para otros eventos (conciertos) con capacidad para 3500 personas. Además, tiene otra sala multiusos con una capacidad de 400 localidades. Todo esto hace que sea el mayor de todo Andalucía con un coste de mantenimiento de casi un millón de dólares al año (más unos 4 millones de euros de gastos de hipoteca).

Después de una auditoria de las cuentas, se confirmó que la SGAE había inflado hasta en 10 millones de euros el presupuesto de este auditorio. Ahora, este organismo se arriesga a ser inviable salvo que consiga una buena inyección de capital, algo que se producirá con la vuelta del canon digital (aumentando el precio de discos SSD, tarjetas SD, impresoras, CD, memorias USB y todas las plataformas legales como Netflix, Amazon Prime Video, HBO Go o Spotify).

Fuente > eleconomista