¿Cómo se filtra una película y por qué ocurre?

Escrito por Carlos González
P2P

Internet ha simplificado el acceso a contenidos audiovisuales tanto por la vía legal como a través de la piratería, y no sólo cuando el producto está ya disponible a la venta, sino antes incluso de su fecha de lanzamiento. Ocurre con las películas y los discos de música, principalmente, que en función del interés por el mismo, es altamente probable que se filtre antes de tiempo. ¿Cómo ocurre esto, y por qué? ¿Quién o quiénes están interesados en filtrar este tipo de contenidos?

Hasta que una película o disco de música llega a las tiendas, tanto en formato físico como en versión digital, hay un largo proceso en el que se implican varias partes de una gran cadena. En el proceso de producción, el de distribución o el de marketing, por ejemplo, diferentes equipos con sus empleados participan de la cadena en la que el producto final está ya disponible y en varias copias. Evidentemente, todas estas personas –o casi- firman contratos y acuerdos que les impiden filtrar ningún tipo de información sobre el material que les ocupa, pero en ocasiones no se cumple.

leak

Quién filtra las películas y discos antes de su lanzamiento, por qué y cómo

Cada una de las personas que trabaja de forma directa o indirecta en la creación y distribución del contenido audiovisual cobra por ello, como es evidente, pero en ocasiones es más lucrativo vender el contenido ‘a Internet’. A uploaders, o directamente a webs de contenido pirataque cobran por publicidad display-, que pueden ‘colgar’ este contenido en un único sitio, pero que evidentemente son sólo una semilla para que, al poco tiempo, acabe en cualquier parte de Internet. Como torrent, por ejemplo, nadie gana dinero. Sin embargo, en webs de contenido pirata –streaming o descarga directa- sí hay lucro.

Lo habitual, según este mismo esquema, es que se pague a quien filtra la pieza una determinada cantidad de dinero, que de sobra se sabe que se va a compensar rápidamente con los anuncios display. A partir de entonces, como decíamos, empieza a estar disponible por otras vías que, económicamente, no benefician a quien ha filtrado el material, ni a quien lo ha ‘comprado’ y puesto a disposición de los usuarios de Internet. Y para todo esto hay plazos amplios, como se aprecia en la infografía anterior. Concretamente, en el caso de un disco se podría hacer hasta cuatro meses antes de su lanzamiento en formato físico y digital.

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
  • Javier

    yo no estoy encontra de la pirateria pero lo de cobrar….. si algo te gusta lo compras y sino pues lo pruebas ( aunque yo hace tiempo que de esto O pq tengo HBO…. y ya no lo veo necesario)

  • nova6k0

    Ese es otro de los problemas para un autor de depender de doscientos intermediarios. Que además son ellos los que imponen los plazos, no es que lo quiera el autor. En cualquier caso hacer un disco físico en el S.XXI es como ir a comprar al super con una lanza como si fueses a cazar los productos.

    Salu2

  • Alejandro Schtiel

    que misterio