Volar tu drone en ciudad podría llevarte a la cárcel si le das a alguien

Gadgets

La popularidad de los drones o aviones no tripulados va cada vez más en aumento en todo el mundo y en nuestro país. Hemos visto cómo estos dispositivos pueden ser utilizados para muchas cosas, desde el propio ocio hasta la ayuda en situaciones de emergencia o rescates, reparto de pedidos, controlar la circulación, etc. Aunque muchos piensen que el drone es algo del futuro lo cierto es que ya es una realidad.

En España ya se ha legislado sobre este tema y se han determinado ciertos límites para evitar que los drones se vuelen por zonas urbanas o por encima de zonas donde hay aglomeraciones de gente. Unas normas que han sido establecidas básicamente para evitar cualquier tipo de accidente y que van acompañadas con la necesidad de asegurarlos, ya que de esta forma los usuarios estarán protegidos de daños propios y a terceros.

drone

Causar un accidente por volar tu drone por la ciudad puede salirte caro

Algo que la mayoría de usuarios puede desconocer o considerar de forma particular que no es necesario pero que puede causarnos serios problemas. Esto es precisamente lo que le ha ocurrido a un hombre de 38 años de edad después de que su drone o avión no tripulado golpease a una mujer y la dejase inconsciente. Un accidente que ocurrió hace algo menos de dos años y por el que el piloto del drone fue acusado de peligro imprudente al chocar su drone contra un edifico y posteriormente caer sobre la cabeza de una mujer de 25 años y a la que causó una conmoción cerebral.

En el mismo incidente el drone causaba una contusión menor a otro hombre, sin embargo, fue la mujer la que tuvo que ser atendida y trasladada a un hospital. El hecho se producía mientras se celebraba un desfile en la ciudad de Seattle hace casi dos años, pero es recientemente cuando se ha conocido la sentencia y en la que el acusado ha sido condenado a 30 días de prisión después de que se le hubieran solicitado hasta 90 días de cárcel por un cuestión de seguridad pública.

Además, todavía está pendiente conocer la cantidad de dinero que el propietario y piloto del drone deberá pagar a la mujer a la que provocó esa conmoción cerebral por los gastos médicos ocasionados. A parte de la apelación, se le ha ordenado al hombre que causo este accidente a que tome alguna clase de seguridad en el vuelo de drones o aviones no tripulados.

Aunque el hecho se ha producido en Estados Unidos, la legislación en nuestro país nos podría ocasionar problemas si se diese un caso similar en el que nuestro drone causa daños a una persona por sobrevolar una zona no permitida.

Escrito por Roberto Adeva

Fuente > arstechnica