¿Se parece peligrosamente el Huawei P10 al iPhone 7?

¿Se parece peligrosamente el Huawei P10 al iPhone 7?

Alberto García

Huawei ha presentado en el día de hoy sus nuevos Huawei P10 y P10 Plus, que están llamados a ser los móviles de gama alta del fabricante chino, tanto por características como por su precio. A pesar de contar con grandes prestaciones, el aspecto no hace sino recordarnos a un diseño que ya llevamos viendo desde 2014, y que estrenó el iPhone 6.

Huawei P10: casi un iPhone 7 en un primer vistazo

Y es que lo primero que hemos pensado muchos cuando hemos visto los nuevos Huawei P10 y P10 Plus es que su parecido es realmente semejante al de los móviles de Apple. La primera gran similitud la encontramos en el frontal, donde vemos cómo la pantalla copa la parte intermedia con unos bordes laterales muy finos, pero que contrastan con lo ancho de los bordes inferiores y superiores al igual que los iPhone de los últimos años. Por último, en la parte frontal encontramos el botón Home táctil, con una forma prácticamente igual a la que encontramos en el Galaxy S7.

huawei-p10-iphone-7

Por si fuera poca la similitud del móvil en el aspecto frontal, si nos vamos a la parte trasera ésta se acentúa todavía más, ya que hay muchos factores que destacan especialmente por su parecido con el iPhone: la curvatura de los bordes junto con su acabado metálico, los materiales utilizados, y hasta la forma de las líneas para la cobertura, las cuales cruzan la parte trasera de lado a lado en la parte inferior del terminal.

Pocas novedades para un 2017 cargado de ellas

De primeras nos encontramos con el Huawei P10, un móvil de 5,1 pulgadas cuya pantalla sólo alcanza 1920 x 1080 píxeles de resolución. En un terminal de gama media esto es perdonable, pero en un móvil de gama alta ya se va haciendo necesaria una mayor resolución, pues el 2K se ha estandarizado en la gama alta (a pesar de que el P10 Plus sí cuente con un panel de estas características).

huawei p10

Otro factor con el que el terminal cuenta con desventaja frente a otros competidores es el no tener resistencia al agua (aunque la pantalla tiene protección Nano-Coating). Tanto el S7 el año pasado como el S8 dentro de un mes, así como el LG G6 presentado en el día de hoy, cuentan con certificación IP68. Esto permite a estos móviles estar sumergidos durante 30 minutos hasta 1,5 metros de profundidad en el agua, y es algo que un móvil de gama alta con un precio superior a los 600 euros y sin batería extraíble debe tener ya de manera casi obligatoria en 2017.

En definitiva, tenemos dos móviles, el Huawei P10 y P10 Plus, que no destacan por su originalidad, y que son continuistas (con un procesador Kirin 960, que ya equipaba en Mate 9 en noviembre) en un 2017 en el que van a destacar los móviles que aprovechan al máximo el frontal de su pantalla, cosa que el Huawei P10 no hace y que queda muy por detrás de lo que incluso se veía en 2016. Además del continuismo, los móviles destacan por ser demasiado similares a los iPhone, incluso en su precio, que empieza en los 650 euros para la versión de 5,1 pulgadas con pantalla 1080p.