Nokia y Orange desarrollarán conjuntamente redes 5G

Escrito por Alberto García
Operadores
1

Tanto los operadores más importantes a nivel mundial como los desarrolladores de hardware para redes están preparando a conciencia la llegada y despliegue del 5G. Todos los meses conocemos nuevos desarrollos y nuevos records de velocidad que se consigue alcanzar con esta tecnología, y ahora el turno le ha llegado a Orange y Nokia, que acaban de firmar un acuerdo de colaboración para desarrollar conjuntamente el 5G.

El 5G, que llegará para 2020, tiene una nueva alianza

Como ya sabemos, el 5G empezará a llegar en algún momento entre 2019 y 2020, justo a tiempo para sustituir a las redes 3G, que ya tienen fecha de caducidad para los operadores europeos a partir del año 2020. Además, esta llegada coincidirá con una nueva resintonización de la TDT para liberar la banda de los 700 MHz, la cual tendrá un alcance aún mayor que la de los 800 MHz que utiliza actualmente el 4G.

Entre las grandes empresas tecnológicas a nivel mundial que están desarrollando tecnología paras el 5G se encuentran Ericsson, Huawei y Nokia. Es esta última la que ha firmado un acuerdo con Orange para desarrollar todos los aspectos que tiene como objetivo mejorar el 5G. Entre estos, se encuentra aumentar el número de usuarios conectados a la red, reducir las latencias a tiempos de 1 ms, mejorar la eficiencia de las redes, aprovechar la apertura de nuevas bandas para mejorar la cobertura y la velocidad, y soportar el incesante aumento del tráfico en las redes de datos (que ya supera los 400.000 terabytes en España).

Nokia y Orange: potenciando redes de varios Gbit de velocidad

El acuerdo firmado entre Orange y Nokia tiene como objetivo colaborar en el desarrollo de productos y servicios que permitan a la industria y a los consumidores disfrutar de las ventajas que hemos enumerado. Estas redes de nueva generación supondrán la llegada de ciudades realmente inteligentes y conectadas, ya que todo estará conectado a Internet sin excepción: coches, tiendas, fábricas, oficinas, hospitales, casas, etc.

El acuerdo tiene también como objetivo hacer que la transición del 4G al 5G sea lo más eficiente en términos operativos y de costes, así como trabajar con otras empresas para desarrollar y probar nuevas soluciones. De momento, antes del 5G veremos despliegues de 4,5G y 4,9G, permitiendo ya este último velocidades superiores a 3 Gbit y con latencias inferiores a los 10 ms. En la actualidad hay 90 personas utilizando ya redes 4,5G, y una red 4,5G Pro llegará este año con velocidades 10 veces superiores al 4G actual.

El 5G tendrá anchos de banda inimaginables, ya que en la actualidad se ha conseguido alcanzar ya en pruebas una velocidad de 35 Gbps. Con que la conexión sea de varios Gigabits, unido a una bajísima latencia, se puede llegar a utilizar esta conectividad para sustituir a los cables en muchas ocasiones, como puede ser el consumo de contenido audiovisual o la realidad virtual.

Fuente > Nokia