Woolim: la tablet de Corea del Norte que espía todo lo que hacen sus usuarios

Escrito por Alberto García
Tablets

Corea del Norte es uno de los regímenes más totalitarios y restrictivos del mundo en lo que respecta a las libertades de sus ciudadanos. Al igual que ocurría en Cuba, un alto índice de alfabetización se veía enturbiado por restricciones a la libertad de lectura y de ideas. En el país no se puede entrar con móviles de fuera, y el país no puede acceder al Internet mundial, teniendo su propia Intranet.

Introducida en Corea del Norte en 2015

Hace unos años, el país contaba con una tablet llamada Samiyon, de 7 pulgadas y que no tenía acceso a Internet. Esa tablet fue sustituida en algún momento de 2015 por una algo mejor, similar a una tablet de gama baja actual de las que podemos disfrutar en occidente, y que ha sido descubierta por investigadores en una convención internacional de hacking llamada Chaos Communication Congress.

corea-del-norte-tablet woolim

El nombre de la tablet es Woolim, y es básicamente una herramienta de propaganda de Corea del Norte. Este modelo es el más ‘reciente’ con el que cuenta el país, y está bastante limitada. La tablet, llamada Woolim, está fabricada por la empresa china Hoozo. Si vamos a la página de Alibaba, e indagamos entre los productos que fabrica, encontramos un modelo sin marca muy similar  al que se vende a Corea del Norte para que ellos lo modifiquen. La tablet cuenta con una pantalla con resolución 1024×600 en 7 pulgadas, 1 GB de RAM, un procesador MT8321 Quad-core Cortex-A7 1,3 GHz, cámara frontal de 0,3 MP y trasera de 2 MP, 3G, radio, y una batería de 2.800 mAh. A nivel de software no sabemos la versión de Android, pero parece igual o posterior a Android 5.0 Lollipop.

A pesar de que el modelo original cuenta con WiFi y Bluetooth, las autoridades norcoreanas han eliminado ambas funcionalidades de la tablet, aunque en principio es compatible con redes 3G para utilizar la Intranet del país. Además, han desarrollado una ROM propia basada en Android con su propia capa. Esta capa de software incluye un lector de PDF cargado con propaganda del régimen, así como una televisión local. También cuenta con diccionarios de francés, ruso y chino, así como aplicaciones para enseñar a niños a escribir en la pantalla. A nivel de juegos, viene con una versión ligeramente modificada de Angry Birds.

Funciones espía por doquier

Para evitar que los usuarios utilicen contenido de terceros, la tablet no permite que ningún archivo externo que no haya sido creado por la tablet sea ejecutado. Para ello, cada archivo lleva una firma que atestigua que ha sido creado por la tablet o por el gobierno de Kim Jong-Un. Esto se da en cualquier tipo de archivo, incluso para los HTML o los TXT. La tablet puede tomar fotos, pero si se intenta abrir una foto que no haya sido tomada por la tablet, ésta no se abrirá. Esto ocurre también con aplicaciones en formato APK.

Por si fuera poco, cada vez que un usuario abre una aplicación en la tablet, ésta toma una captura de pantalla de la aplicación que está siendo abierta para recordar al usuario que todo lo que hace es susceptible de ser espiado. Estas fotos se pueden ver desde otra aplicación, pero no se pueden eliminar del dispositivo. La tablet no se sabe cuánto puede costar en Corea del Norte, pero el poder adquisitivo es mucho menor que el de China, por lo que será accesible a pocos ciudadanos del país.

Fuente > Motherboard