Así han suplantado la identidad de Diana Quer para enviar un correo en su nombre

Software

Hace ya 3 meses y medio que Diana Quer desapareció en A Pobra do Caramiñal, tiempo que lleva la Guardia Civil investigando la desaparición y todas las posibles pruebas que puedan llevar a saber dónde se encuentra. El pasado mes de octubre un marisquero encontró el iPhone 6 de Diana en la Ría de Arousa, probablemente arrojado desde el puente que la cruza. De ese móvil se han recuperado el 70% de los datos que almacenaba en la memoria interna, pero no ha trascendido ninguna información nueva a raíz de la recuperación de los datos.

Correo electrónico falso

Por otro lado, a principios de mes, la asociación SOSdesaparecidos recibió un correo electrónico de Gmail enviado supuestamente por Diana Quer en el que decía escuetamente “Hola. Estoy bien. Necesito estar un tiempo fuera de España. Saludos. Diana Quer.” Este correo electrónico se ha tachado de falso por una serie de factores que vamos a analizar.

email

El primero es que el correo electrónico está mandado directamente a la asociación SOSdesaparecidos en lugar de a su propia familia, a Guardia Civil o a la Policía. Además, el correo electrónico, según afirman sus familiares, no está escrito con su forma natural de escribir. Por último, la cuenta de correo electrónico desde la que se enviaba el correo no era su cuenta habitual.

A todos estos factores que saltaban a simple vista, la Guardia Civil ha añadido el análisis de la procedencia del correo electrónico analizando el rastro que éste fue dejando por los servidores desde donde fue enviado. En concreto, han conseguido rastrear la procedencia a dos servidores situados en Estados Unidos y Canadá.

Utilizaron Tor para anonimizar

tor

La procedencia de los mismos no dice demasiado. El penúltimo servidor por el que pasó era de Canadá, y el siguiente fue de Estados Unidos. Quien fuera que enviara el email se tomó las molestias necesarias para que no fuera rastreable su origen, y probablemente utilizó Tor como red de anonimización para el servidor de Estados Unidos, pasando previamente por un servidor fantasma situado en Canadá. Para dejar aun menos rastro, es probable que el autor el correo utilizara una distro de Linux como Tails.

Las autoridades ya saben desde qué página se procesó el correo electrónico y cómo se realizó el envío, y saben que la dirección de correo electrónico desde la que se realizó está asociada a un número de teléfono, aunque dar con la verdadera identidad del creador del email va a ser más difícil.

Escrito por Alberto García

Fuente > ADSLZone