Beneficiar a usuarios sin Internet: el objetivo de la nueva regulación de los mercados de acceso a la telefonía fija

Escrito por Claudio Valero
Operadores
0

Aunque nos parezca raro a estas alturas por la alta penetración de la banda ancha fija en nuestro país, todavía quedan muchos hogares que contratan la telefonía fija sin empaquetar. Precisamente, beneficiar a esos usuarios sin Internet es el objetivo de la nueva regulación de los mercados de acceso a la telefonía fija y la CNMC acaba de publicar una revisión de la norma.

A grandes rasgos, se mantienen las obligaciones mayoristas más importantes, pero se desregula el mercado minorista. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha aprobado el proyecto de medida sobre la revisión de los mercados de acceso minorista y mayorista a la telefonía fija (mercados 1 y 2 de la Recomendación de la Comisión Europea de 2007). Esto aborda el acceso de los usuarios finales a la telefonía fija y a los operadores alternativos a la red de Telefónica.

Beneficiar a los usuarios sin Internet

En septiembre de este año, el total de líneas fijas en España rozaba los 19 millones con un 75% de los hogares contratándola dentro de una tarifa empaquetada con Internet de banda ancha. Esto arroja una realidad y es que la telefonía fija sin Internet se ha convertido en un servicio contratado normalmente por personas de mayor edad, reticentes a contratar los paquetes convergentes.

Usuarios de fijo

Los hogares con sólo fijo han caído hasta el 2,2% del total, por lo que la CNMC ha decidido que es momento de revisar la regulación. Pese a ello, también consideran que mantener la regulación en el mercado mayorista es necesario para garantizar un desarrollo competitivo del mercado minorista. Por ello, la regulación “pretende proteger a los usuarios que no tienen la telefonía fija empaquetada con la banda ancha”.

En el mercado mayorista se mantendrán las obligaciones de Telefónica al no existir competencia efectiva. Concretamente, la obligación de ofrecer el servicio de Acceso Mayorista a la Línea Telefónica (AMLT) a precios orientados a costes. Este garantiza que los alternativos puedan ofrecer teléfono fijo a sus clientes, además de recibir todo en una única factura.

La propuesta también aborda suprimir algunas características del mercado mayorista con poco uso. En el mercado minorita, con muchas obligaciones ya retiradas en 2012, la CNMC propone acabar con las pocas que aún se mantienen.

Fuente > blog.cnmc