Cuidado con el nombre que le pones a tu red WiFi

Cuidado con el nombre que le pones a tu red WiFi

Claudio Valero

“No me robes el WiFi”, “SkyNet”, “Liberad a WiFi” … incluso emojis. Muchas son las posibilidades a la hora de poner nombre a una red inalámbrica mucho más allá de los nombres por defecto que establecen las operadoras y los fabricantes de routers. Sin embargo, existen límites que no se deben pasar o que directamente (como ha sucedido en Francia) no se pueden pasar por Ley. Os contamos el nombre de la WiFi del hombre que ha sido procesado por terrorismo en Francia.

Todos hemos sido testigo de los crueles atentados cometidos en Francia y otros lugares de Europa en los últimos meses. Muchos estados han reforzado las medidas antiterroristas, mantienen niveles de alerta elevados e incluso han aprobado nuevas leyes antiterroristas para endurecer las penas y penar los casos de enaltecimiento de esta actividad. Francia ha sido uno de los más castigados y las sensibilidades están a flor de piel.

redes wifi colegios 802.11ax

En las últimas horas se ha conocido que un ciudadano francés de 18 años ha sido procesado por enaltecimiento del terrorismo y ha sido condenado a tres meses de cárcel por el nombre que había elegido para su red WiFi. El nombre no era otro que “Daesh21”. Como sabemos, Daesh es otra de las formas por las que se conoce al Estado Islámico, un grupo terrorista asentado en oriente medio que siembra el caos en el mundo.

El número 21 está relacionado con el distrito al que pertenece la ciudad de Dijon, de donde era el joven detenido. Este ha sido procesado siguiendo el artículo 421-2-5 de la nueva ley francesa antiterrorista que fue aprobado hace un par de año. Esta tipifica como delito el provocar actos terroristas o elogiar públicamente esos actos.

Los delincuentes por esta causa pueden ser condenados hasta cinco años de cárcel y una multa de 75.000 euros. Si se utiliza un servicio online de comunicación público, la pena puede llegar a siete años de prisión y una multa de 100.000 euros. En un primer momento, el joven fue condenado a 100 horas de trabajo comunitario, pero al negarse fue condenado a tres meses de prisión.

La polémica está servida con la decisión de la Justicia francesa y muchos señalan que las leyes antiterroristas van demasiado lejos. Incluso algunos señalan que pueden llegar a atentar contra los derechos humanos fundamentales y la libertad de expresión. De cualquier forma, si quieres poner algún nombre de este tipo a tu red inalámbrica, lo mejor será ocultar el SSID para que nadie pueda verla.

¿Qué os parece la decisión de la Justicia francesa?