Qualcomm compra por 47.000 millones de dólares a NXP, co-creador del NFC

Escrito por Alberto García
Hardware

Qualcomm es una marca que normalmente asociamos a chips, pues es la empresa encargada de fabricar los procesadores que equipan la gran mayoría de teléfonos en todo el mundo, seguida de Samsung, TSMC o Huawei. Es por ello que han decidido comprar por 47.000 millones de dólares la empresa fabricante de chips holandesa NXP, después de que el mes pasado surgieran los primeros rumores de compra. Qualcomm pagará 110 dólares por acción en efectivo.

Esta empresa, aunque desconocida en una primera instancia, surgió a partir de Philips Semiconductors y fue quien creó, junto otras empresas, el NFC que hoy equipan prácticamente todos los móviles que han salido al mercado desde 2013 en adelante. De esta manera, no solo adquiere a una gran empresa con importantes productos y tecnología, sino a todas sus patentes.

qualcomm-nxp

Empresa muy diversificada

NXP tiene una gran diversidad de productos en su haber, entre los que destacan:

  • En telefonía móvil, fabrican chips utilizando arquitectura ARM, así como módems 3G y 4G, y diversas soluciones de seguridad.
  • Sector automóvil, que le vale el 40% de sus ingresos. Es una de las empresas más importantes en el sector de fabricación de chips para la automoción, con chips tales como sistemas de seguridad y sensores del vehículo para telemetría, o procesadores.
  • Internet de las Cosas, transacciones financieras a través de sistemas de pago por NFC, así como otros sistemas de radiofrecuencia.
  • Redes basadas en los últimos estándares Wi-Fi.

La empresa cuenta actualmente con 44.000 empleados, y la compra viene un año después de que la propia NXP comprara Freescale Semiconductor, otro fabricante de chips por 12.000 millones de dólares. En el ranking mundial de fabricantes de semiconductores, NXP se encuentra actualmente en el séptimo lugar, mientras que Qualcomm se encuentra la tercera.

Coches autónomos como principal objetivo

La compra de NXP por parte de Qualcomm tiene un objetivo a largo plazo: los coches autónomos. NXP tiene bastante experiencia en este sector, el cual tan sólo está empezando a asomar la patita gracias a empresas como Tesla, y que planea revolucionar el sector de la automoción de aquí a 10 años.

De esta manera, Qualcomm coge fuerza para posicionarse como el fabricante más importante de chips del mundo e intentar luchar cara a cara contra Intel. Las acciones tanto de Qualcomm como de NXP suben más de un 2% en el momento de escribir la noticia mientras que la compra se cerrará a finales de 2017.

Fuente > NXP