Detienen al administrador de Rojadirecta por una investigación “secreta”

Escrito por Claudio Valero
P2P

Se acumulan las malas noticias relacionadas con el Igor Seoane, el administrador de la controvertida web Rojadirecta. Ahora, este ha sido arrestado en el marco de una investigación que ha sido declarada secreta. Mañana pasará a disposición judicial. Por el momento, hay muy pocos detalles para intentar aclarar lo sucedido o el alcance de esa investigación.

Rojadirecta, una de las webs más populares de los últimos años, ha sido también una de las más perseguidas por la justicia, entidades de gestión de derechos de autor, operadores de televisión, clubes de fútbol y mucho más. Ahora, acabamos de conocer que su administrador, que responde al nombre de Igor Seoane, ha sido detenido este mismo jueves en el juzgado de los Mercantil de A Coruña. La orden del juzgado de instrucción número 1 se enmarca en una operación de investigación iniciada en 2015 y que ha sido declarada como secreta.

rojadirecta

Detenido durante un recese del juicio contra Rojadirecta

Lo particular del asunto es que Igor Seoane ha sido arrestado en el propio pasillo del juzgado de lo mercantil durante el receso de otro juicio. Este otro juicio no es otro que el originado por la demanda de DTS (antigua Canal+) contra la compañía Puerto 80, propietaria de la web Rojadirecta. La denuncia está relacionada con un supuesto delito contra la propiedad intelectual.

El administrador de Rojadirecta permanecerá en dependencias judiciales hasta pasar a disposición judicial en el día de mañana. La investigación calificada como secreta ha despertado todo tipo de elucubraciones y teorías por parte de la prensa, pero preferimos esperar a que se levante el secreto de sumario para poder saber a ciencia cierta de lo que se le acusa en estos momentos.

El juicio del que hablamos arrancó el pasado 5 de octubre. La acusación señalaba al inicio del mismo que Rojadirecta había vulnerado la Ley de Comunicación Audiovisual y la acusaba de haberse lucrado con las casas de apuestas. Concretamente, señaló que podía ganar entre uno y dos millones de euros al año, además de no haber presentado las cuentas en el Registro Mercantil.

Fuente > La Voz de Galicia