Jazztel subirá de nuevo el precio de la cuota de línea

Jazztel subirá de nuevo el precio de la cuota de línea

Javier Sanz

Jazztel subirá a partir del próximo mes de octubre el precio de la cuota de línea, será la segunda subida que aplica la operadora en este año.

La operadora propiedad de Orange comenzará a comunicar en los próximos días a todos sus clientes que a partir del 1 de octubre el precio de la cuota de línea subirá 1,65 euros al mes. Esta subida será la segunda del año ya que el pasado mes de febrero también incrementó el precio de este concepto que es obligatorio en todas las conexiones de banda ancha. La cuota de línea comenzó en 2016 costando 18,04 euros y terminará el año en 20,99 euros, es decir 3 euros más. A cambio, los clientes verán como sus paquetes convergentes contratados mejoran ligeramente en las franquicias de datos.

Así por ejemplo el «pack convergente» que tiene 100 minutos en llamadas y 200 megas pasará a tener 500 megas de datos. La oferta con 200 minutos y 1,5 GB pasará a tener 2 GB mientras que las ofertas con llamadas ilimitadas y 1,2 GB y 2,5 GB pasarán a tener 1,5 GB y 3 GB respectivamente. Estas mejoras y el incremento de precio se aplicarán de forma automática y supondrán una modificación contractual que suprime el contrato de permanencia.

Tendencia del mercado a subir los precios

Todas las compañías sin excepción han comenzado a subir los precios de forma escalonada a cambio de mejores servicios. A pesar de que pueda resultar repetitivo, el elevado coste de los derechos del fútbol ha provocado un auténtico agujero en las cuentas de los operadores y finalmente están siendo los clientes los que están soportando el elevado precio que tienen que pagar las telecos para poder emitir la Liga Santander, la Segunda División y por supuesto la Champions League. Lamentablemente esperamos que en los próximos meses la tendencia siga por el mismo camino y veremos como el resto de operadores sigue incrementando los precios a cambio de mayores franquicias de datos y también mejoras en la velocidad de la conexión. El próximo escalón serán los 500 megas simétricos que podríamos ver muy pronto.