La ISS instala una red similar al P2P para comunicarse en el espacio

Escrito por Alberto García
Ciencia

Uno de los mayores problemas en el espacio es la comunicación. Las distancias son tan grandes que hay un gran retardo. Las ondas que se utilizan para comunicarse por el espacio son las de radio, las mismas que utilizan las radios de los coches. Estas, al ser radiación electromagnética, viajan a la velocidad de la luz, es decir, casi 300.000 kilómetros por segundo. El Sol se encuentra a 8 minutos luz de la Tierra. Plutón varía en función de su órbita, y está a unas 7 horas luz de la Tierra.

Para facilitar estas comunicaciones en distancias tan grandes, la NASA ha anunciado un nuevo sistema de comunicaciones. Para analizar la diferencia entre utilizar el sistema actual y el nuevo, han creado un vídeo explicativo.

Actualmente, el sistema que utilizan es lineal y directo, de principio a fin. Durante un espacio de tiempo determinado, los datos no se están transmitiendo, y no todos llegan a la vez a la estación sita en la Tierra, por lo que se añade aún más retraso.

Para evitar esto, han desarrollado un nuevo sistema llamado Delay/Disruption Tolerant Networking (DTN). Este sistema usa una tecnología similar al P2P que se utiliza normalmente en las redes de intercambio, y permite transferir los paquetes de manera más rápida y en la mitad de tiempo.

dtn-ssi

La diferencia entre las dos tecnologías es la misma que hay entre la descarga directa y el P2P. En la descarga directa, dependemos de un único servidor que nos provee la información, y que puede estar sujeto a interrupciones. Sin embargo, con el P2P la información queda dividida en pequeños paquetes, y éstos son descargados de distintos servidores, y bajo demanda del usuario. Por esto, la descarga P2P, aplicada en el espacio, permite que se pueda acceder a los nodos de información que se transmiten independientemente con mayor rapidez y adaptar la disponibilidad a la demanda. Sobre todo, lo más importantes es poder continuar la descarga de datos, aunque estos sean interrumpidos, por bloqueos debidos a distintas órbitas o fallos de comunicación entre satélites y nodos.

iss-foto

Este sistema ha sido instalado en la Estación Espacial Internacional. Actualmente, la demanda de datos en el espacio no es tan grande como para saturar las conexiones disponibles, pero en los futuros años y décadas esta demanda aumentará, y este sistema permitirá un mejor uso y disponibilidad de las conexiones. El proyecto ha sido desarrollado entre varias organizaciones, y es open-source. Más información en la web de la NASA.

Quizá te interese…

Así predicen los huracanes y tormentas los superordenadores de la NASA

¿Te imaginas caminar por Marte? Con la realidad aumentada, puedes

La NASA ayudará a controlar el vuelo de drones

Fuente > NASA

Vía > TechCrunch