La memoria óptica PCM es más rápida que la DRAM y más duradera que la flash

Actualidad

IBM ha dado un paso decisivo para crear una nueva tecnología para el almacenamiento de datos óptico que supere a los sistemas de memoria empleados en dispositivos y sistemas informáticos actuales en todo el mundo. Lejos de los inconvenientes de la memoria flash, la memoria PCM (Phase-Change Memory) no pierde datos al desconectar el equipo y posee un ciclo de vida mucho más longevo.

Un nuevo avance en el almacenamiento de datos bautizado como PCM propone una nueva memoria caché mucho más rápida. Este nuevo sistema permitirá almacenar muchos más datos que podrán ser leídos además de forma más ágil, permitiendo que por ejemplo en el caso de teléfonos móviles pueda conservarse en ella un sistema operativo para iniciar el smartphone en apenas unos segundos.

Esta nueva memoria posee una tecnología que le permite soportar más de 10.000 ciclos de grabación, más de tres veces superior a la vida útil de la memoria flash de una unidad USB. Su aplicación puede llevarse a casi cualquier ámbito ya que por ejemplo en el plano financiero, se puede agilizar mucho más las operaciones de transacción de fondos en entidades bancarias si se recupera la información de las bases de datos desde estas unidades de memoria PCM.

unidad pcm

La memoria PCM será mucho más barata que la DRAM

Los materiales PCM se combinan en distintas fases, uno “amorfo” sin estructura definida y un estado “cristalino” que permite una mayor conductividad. De esta forma, para grabar bits en una celda PCM se puede programar para realizarlo en cualquiera de los dos estados. IBM ha desarrollado una tecnología capaz de combinar los beneficios de la memoria Flash y la memoria DRAM pudiendo almacenar hasta 3 bits por celda, algo nunca antes visto. Gracias a esta densidad de almacenamiento, los costes de la memoria se abaratarán drásticamente en comparación con la memoria DRAM permitiendo asemejarlos más a los de unidades con memoria Flash.

Una de las preocupaciones de los investigadores de IBM era mantener una latencia constante a la hora de grabar datos, algo que se ha conseguido en una prueba llevada a cabo con un módulo de memoria PCM y un procesador Power 8 grabando y leyendo a una tasa de 128- byte. El siguiente paso que tiene la industria por delante es estudiar su aplicación de cara a crear dispositivos wearable, móviles y tabletas, o servicios para el Internet de las Cosas y el almacenamiento en la nube mucho más rápidos.

Quizá te interese…

Las memorias eMMC triunfan en eBay. Sirven para aumentar la memoria de tu móvil

Cómo convertir una memoria USB en una completa herramienta de seguridad

Nueva memoria DDR4 más rápida gracias a los 10 nanómetros

Escrito por David Valero

Fuente > PRNewsire