La Fiesta del Cine confirma lo que ya sabíamos: éxito y salas llenas a 2,90 euros

Aunque cada cierto tiempo aparece un estudio que echa por tierra las teorías del caos de la industria audiovisual sobre la piratería, lo cierto es que el problema del cine lo tenemos que buscar en otro lugar, concretamente, en el bolsillo. La Fiesta del Cine vuelve a demostrar algo que ya sabíamos y es que las salas se llenan con entradas a 2,90 euros.

Los primeros datos de la X edición de la Fiesta del Cine que se celebra entre el 9 y el 11 de mayo ponen de manifiesto que el precio es el principal problema para llenar las salas. En la jornada inaugural tuvimos 425.167 personas en el cine, lo que supone un 108% que el lunes pasado. Aunque no consigue superar la primera jornada de la fiesta del cine anterior celebrada en noviembre, donde fueron 495.368 personas, sí supera al primer día de la Fiesta del Cine de mayo de 2015 donde 323.579 personas fueron a las salas a ver alguna película.

fiestadelcine

Como hemos comentado, la Fiesta del Cine seguirá hasta mañana 11 de mayo con entradas a 2,90 euros. El precio rebajado se consigue mediante una acreditación especial que podremos pedir de forma gratuita si somos mayores de 14 años o menores de 60 años. Después, sólo tendremos que comprar las entradas directamente en la taquilla o bien a través de Internet en los principales portales de compra de entradas.

El precio sí es el problema

Hemos hablado en muchas ocasiones que la piratería no afecta tanto a la industria del cine como nos quieren hacer creer o que los ingresos de la taquilla crecen y el negocio está más fuerte que nunca. Esto pone de manifiesto que la piratería no está matando al cine y la única forma de aumentar la asistencia a las salas pasa por el precio.

Una persona que se baja una película pirata por Internet no iría al cine a verla (a los precios actuales) si tuviera problemas para descargarla de Internet. Sin embargo, un precio más bajo sí ayudaría definitivamente a convencer a muchas más personas para acudir a las salas de cine.

Sabemos que un precio de 2,90 euros es algo descabellado de forma indefinida pero es necesario encontrar un modelo que rebaje las entradas de cine que en muchos lugares superan los 10 euros. Las tarifas planas podrían contribuir aunque lo deseable es que se ajusten los precios de acuerdo a la realidad económica de los ciudadanos.

Quizá te interese…

Pagar el cine como Internet o el móvil, ¿estás a favor de una tarifa plana?

El cine español dobla su recaudación en 2016 pero pide más ayudas al Gobierno

La industria del cine respira, The Pirate Bay tan solo recibe 9 dólares diarios en donaciones