Ventajas y desventajas de usar trackers públicos o privados para descargar torrents

P2P

La lucha contra la piratería a nivel mundial cada vez es más tenaz con determinadas páginas de enlaces que hasta el momento se podían considerar como fiables, debido a esta persecución que se está haciendo su mantenimiento está disminuyendo, lo que aumenta el malware y empeora el funcionamiento general de las mismas.

De hecho hay muchas de ellas que están siendo bloqueadas por ISPs, navegadores, gobiernos, etc; por lo que los usuarios tienen que acceder a otros métodos no siempre fiables para continuar descargando ese tipo de contenidos. Esta migración es algo que cada vez se está convirtiendo en más habitual cuando hacemos referencia a las webs públicas con enlaces a ficheros torrent, y debido a que los usuarios en este caso no piensan en el resto para mejorar el servicio, se comparten contenidos maliciosos en multitud de ocasiones, por lo que la seguridad de estos sitios cada vez es más baja.

Pirate Bay

Por todo ello muchos usuarios habituales que hacen uso de ficheros torrent para acceder a todo tipo de contenidos, cada vez más se están decantando más por el uso de trackers privados dejando de lado las hasta ahora tan extendidas webs públicas de enlaces. Como muchos de vosotros ya sabréis, un tracker en términos generales, ya sea público o privado, es el encargado de seguir el rastro de los ficheros torrent que tiene registrados en su base de datos. De este modo este componente de las redes P2P es el que recibe nuestras peticiones de descarga de ficheros y nos «pone en contacto» con otros clientes que estén accediendo al mismo contenido y compartiéndolo.

Diferencias entre tracker público y privado

Sin embargo la gente está comenzando a migrar hacia el uso de trackers privados debido a la seguridad que los estos ofrecen. Hay que tener en cuenta que usando servidores públicos, cualquier usuario puede compartir cualquier contenido sin necesidad de registro alguno, por lo que podría compartir código malicioso con el resto.

Por otro lado nos encontramos con los trackers privados, cuya principal diferencia estriba en el hecho de que este caso los usuarios que utilizan estos tienen que estar registrados en la pertinente web de enlaces torrent. Este tipo de servicios suelen estar formados por una comunidad de personas con intereses comunes que comparten contenidos entre ellos de manera más segura que en los trackers públicos. De este modo los contenidos están mucho más controlados por la propia comunidad, por lo que no es habitual encontrarnos con «desagradables sorpresas» tras finalizar la descarga de un torrent. Además los contenidos compartidos suelen tener una mayor calidad para aquellos que van a descargarlos, ya que en teoría son interesantes para toda la comunidad y por lo tanto podemos encontrar torrents de temáticas más específicas que lo que se suele compartir en los sitios públicos, que son más genéricos por regla general.

Por otro lado cabe mencionar que en estos casos los propios clientes pertenecientes a esa comunidad, en lugar de eliminar los ficheros torrent una vez acabada la descarga, en muchas ocasiones siguen compartiéndolos para que sigan disponibles para otros, en lugar de quedar desvinculados como sucede en las webs públicas.

terminos redes P2P

Sin embargo uno de los mayores inconvenientes que estos nos presentan es el poder acceder a los mismos y empezar a formar parte de una comunidad de este tipo. Para poder entrar suele ser imprescindible ser parte activa de la misma, compartir contenidos para el que el resto pueda acceder a los mismos, es decir, convertirnos en usuarios activos y colaborativos. Por todo ello, si es complicado entrar, también lo es mantenernos dentro en muchas ocasiones. Para acceder a estos trackers privados a veces lo haremos a través de invitaciones de miembros o a través de foros, aunque también los hay por registro abierto, aunque en el momento en el que dejamos de cumplir las normas, probablemente seamos expulsados.

Hay que tener en cuenta que una de las principales características que definen a las redes P2P en general son precisamente esas, compartir contenidos, subir ficheros del mismo modo que los descargas o tener cuidado de que todo aquello que se va a compartir sea de buena calidad, en definitiva, convertirte en un miembro provechoso para la comunidad.

Por lo tanto quizá lo ideal sea utilizar ambos sistemas de manera simultánea, los públicos para contenidos más generales y los privados para torrents más específicos y que requieran de un mayor esfuerzo por nuestra parte para continuar perteneciendo a esa comunidad en cuestión.

Quizá también te pueda interesar:

La Iglesia afirma que la piratería puede vulnerar dos de los 10 mandamientos

Menos webs de piratería pero más fuertes y protegidas, ¿compensa a la industria?

Grupos pirata temen que el cierre de SlySoft afecte a la piratería más de lo esperado

Escrito por David Onieva

Fuente > ADSLZone