El gran problema de los videojuegos digitales

Videojuegos

El paso de lo físico a digital tiene muchos debates, y en ciertos campos es una tendencia inevitable. La industria dedicada a la música ha tardado tiempo en ceder al streaming, y ahora está viendo los frutos de unas mayores ventas e ingresos gracias a este nuevo formato. Los consumidores lo pedían a gritos, una mayor oferta y competencia en el campo digital, y más concretamente en el streaming. Pero, ¿pasa lo mismo con los videojuegos? El formato digital tiene aún varios problemas que resolver.

Videojuegos incompletos, antes y después del lanzamiento

Un disco de música está dividido en pistas, o canciones, y cada una de ellas está completa desde su lanzamiento. Un videojuego no está completo, y se van añadiendo partes en formato de descarga digital, sea físico o digital el propio videojuego de origen. Es lo que se llaman DLCs, y aunque hasta ahora eran descargas de ampliación, los desarrolladores están aprovechando para introducir con ellos partes esenciales de pago a posteriori. Es decir, estos DLCs son clave para seguir disfrutando del juego, pero se tienen que pagar aparte. A grandes rasgos, algunos desarrolladores están lanzando juegos incompletos gracias a esta ventana de descarga digital. Pero también afecta a los videojuegos físicos.

maxresdefault (54)

¿Dónde queda lo de llevarse el FIFA y un mando a casa de un amigo?

Y este no es el único problema de los videojuegos digitales, sino también que la costumbre de ir a casa de un amigo y llevar el FIFA encima ya no es posible con este nuevo formato. Sencillamente porque sí, podemos ir a casa de nuestro amigo e introducir nuestra cuenta Xbox Live o PSN, y desargar el juego. Pero claro, con una conexión de 300 megas quizá estemos jugando en media hora, o una hora, contando con el tiempo de instalación del juego. Pero, ¿qué pasa si en casa de nuestro amigo hay 10 megas? Que tendríamos que haberlo preparado todo con una semana de antelación. Y con los videojuegos físicos, tan sencillo como llevar el disco encima y meterlo en la consola para empezar a jugar en grupo.

videogames

La competencia es menor, los precios mayores

En formato digital se puede ver, sin que sea algo extraño, cómo después de uno, dos, o tres años desde el lanzamiento de un videojuego el precio se mantiene en 70 euros. En tiendas no, en tiendas el precio baja de forma progresiva porque evidentemente para ambos la demanda es menor a medida que pasa el tiempo, pero en un comercio físico hay que ahorrar espacio en favor de productos más nuevos, luego interesa reducir stock y por tanto bajar precios. Además, volviendo a los comercios físicos, entra en juego el mercado de segunda mano, que para las descargas digitales no existe. Y otro punto interesante es el cambio de divisa, que también genera competencia en el mercado europeo -por ejemplo- entre comercios nacionales y británicos, alemanes o franceses. La compra online de videojuegos físicos es una de las claves para que los gamers puedan ahorrar algo en sus videojuegos, y para que haya más competencia en el mercado.

dlc

¿Tendría sentido una videoconsola sólo de videojuegos digitales?

El problema, quizá, es cómo está planteado el mercado de videojuegos digitales. Sencillamente porque en este campo Sony y Microsoft no tienen competencia, o no tan amplia como existe en los comercios físicos y respecto a los videojuegos físicos. Es decir, si puedo comprar un videojuego digital en Amazon, en la PlayStation Store, en un hipotético ‘GAME Store Online’ y otras veinte tiendas digitales más, seguramente sí se podría mantener la competencia y forzar a que cada cual haga sus descuentos y promociones. En este punto, sin embargo, sigue quedándose descolgado el mercado de segunda mano.

Y respecto a aquello de llevarme un videojuego a casa de un amigo, es algo que también se podría resolver permitiendo crear una copia física de un videojuego digital en un pendrive. Y que Microsoft y Sony se estrujen el cerebro para ver cómo hacen que esto no sea una fiesta de backups de juegos en pendrives, que se podría resolver forzando la verificación de licencia con un log in en la cuenta propietaria. O que inventen otro sistema similar, pero la cuestión es que posibilidades hay de hacer que el formato digital sea igual de válido que el físico. Sin embargo, de momento tiene muchos problemas que solucionar para plantearse como una alternativa real al formato físico. Y, por cierto, no todos tienen conectada su videoconsola a Internet, luego aunque se hayan lanzado globos sonda para conocer qué opinan los gamers de una hipotética videoconsola sólo digital, lo cierto es que aún no es posible, aunque tenga cabida más adelante.

Quizá también te pueda interesar…

Escrito por Carlos González

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
Comentarios
2 comentarios
  1. J-embells
    Usuario no registrado
    17 Abr, 16 11:40 pm

    Yo consigo mas ofertas en digital que en fisico. Aparte…. La cuenta la tengo compartida con otro usuario. Con lo que el juego sale siempre a mitad de precio. En fisico si compro el juego,solo vale para una persona a la vez. En digital 2. Y en algunos paises incluso 4 con lo que se ahorra mucho dinero. Y en los tiempos en que estamos y con los precios que tienen, no estamos para comprar un cd fisico el cual se rralla tambien.

  2. Nombre
    Usuario no registrado
    18 Abr, 16 4:35 pm

    Hay algo que no se ha comentado en el artículo. Los grandes descuentos que ofrecen las plataformas digitales. Varias veces al año y durante unos días se pueden comprar juegos, por ejemplo, en Steam, Humble Bundle o GoG con descuentos que en algunos títulos pueden llegar hasta el 90%. La cuestión es tener paciencia y esperar al momento correcto para comprar los juegos. Para el que es paciente el precio no supone ningún problema. Eso si, en lo de la portabilidad de juegos te doy toda la razón.