Windows 10 controla lo que hacemos, vemos o jugamos más de lo que pensábamos

Los datos de adopción de Windows 10 en los ordenadores de todo el mundo han revelado detalles acerca del tipo de información que Microsoft recaba de los usuarios de su sistema operativo. En concreto, aparecen desagregados los datos de programas y aplicaciones populares, lo que da una pista de la monitorización que se realiza sobre millones de personas y que es más amplia de lo que se imaginaba en un principio.

Microsoft puede celebrar con todo merecimiento que Windows 10 ya esté presente en más de 200 millones de ordenadores en todo el planeta. De momento el ritmo es bueno aunque deberá mantenerse a lo largo de todo el año para alcanzar la cifra de 1.000 millones de usuarios que se han marcado a medio plazo en la compañía de Redmond. Pero precisamente uno de los lastres que pueden retrasar la llegada a dicho número es la preocupación sobre la falta privacidad de los usuarios que viene arrastrando Windows 10 desde el lanzamiento.

Aunque para muchos usuarios ceder ciertos datos privados que dan detalles acerca del uso o las preferencias en Windows de uno mismo, no le suponen un mayor inconveniente, el portal GHacks se hace eco de los últimos datos publicados que sacan de nuevo a la luz la preocupación para otros tantos usuarios acerca de la privacidad a la hora de usar el ordenador o navegar en Internet.

privacidad ordenador

 

Microsoft usa el cifrado para el envío de la información

Microsoft ha podido tener acceso a las horas que hemos empleado con Windows 10, la utilización del navegador Edge, la visualización de 82.000 millones de fotografías en la aplicación del sistema operativo, los juegos jugados en el PC o en la Xbox One, las búsquedas realizadas en el motor de búsqueda Bing o las interacciones con Cortana. Aunque el propio Windows 10 ofrece algunas opciones para limitar la cesión de datos a la propia compañía, lo cierto es no está resultando nada fácil ponerlo en práctica para aquellos más celosos de su intimidad.

A pesar de estos datos, Microsoft avisa a sus usuarios que el envío de esta información se realiza de forma cifrada y que únicamente se lleva a cabo como forma de mejorar en un futuro su producto. No obstante, en contrapunto a la postura de Microsoft con Windows 10, numerosas aplicaciones de terceros están surgiendo para simplificar la gestión de las opciones de privacidad desde un único panel ofreciendo información concisa y clara acerca de las funciones que se inhabilitan y qué tipo de comunicación evitamos realizar a Microsoft.

Quizá te interese…

Esta herramienta te ayudará a bloquear la actualización a Windows 10

Cómo crear un punto de restauración en Windows 10 con un sólo clic

Windows 10 ha mejorado en seguridad pero sigue necesitando antivirus