Vodafone «monopoliza» la captación de líneas móviles y banda ancha en empresas

El operador de telecomunicaciones británico está despuntando en el sector empresa, han ganado 2 de cada 3 líneas móviles y en el campo de la banda ancha han crecido un 70%. grosso modo, la estrategia de Vodafone está convenciendo a PYMES y grandes empresas, un primer paso justo antes de haber puesto la mira en la Administración, puesto que Vodafone apunta a plantear problemas a Movistar en el sector público, a pesar de que mantienen un evidente liderazgo con una cuota del 80%.

Vodafone está perfilando su dedicación a las empresas y el crecimiento en los últimos meses es destacable. Esta tendencia es la que justifica que el grupo británico haya abierto un centro de demostración de tecnología aplicada a las telecomunicaciones y la multimedia, el Business Experience Center, enfocado a dar músculo a los negocios desde sus posibilidades en el sector. Y es que, aunque Telefónica ha dominado el mercado empresarial sin demasiados problemas durante años, Vodafone cuenta ahora con la banda ancha de ONO para deshacerse de la imagen de ‘operador centrado en telefonía móvil’.

Con este centro, de 800 metros cuadrados y en la sede social de Vodafone en Madrid, el operador británico ha dedicado 16.000 horas de trabajo y más de 4 kilómetros de cable. Así, PYMES y grandes empresas pueden disfrutar de demostraciones de producto y servicio con más de 300 metros cuadrados de pantallas, 40 proyectores, 14 puntos de acceso WiFi, y dos accesos de 1 Gbps. Las intenciones de Vodafone pasan por dar un servicio personalizado a las empresas en visitas de cuatro horas.

‘Vodafone está presente en el top 10 de países a nivel mundial, con más de 1 millón de kilómetros de fibra ópticay prestando servicio a 1 de cada 5 líneas móviles’

Vodafone busca la mirada de las empresas españolas

Atraídas por sus servicios en telecomunicaciones, o no, las empresas han empezado ya a beneficiarse de un mayor nivel de competencia. En los servicios a particulares y autónomos, el mercado cuenta con pocos protagonistas, pero un amplio abanico de participantes, lo que supone un beneficio para el bolsillo del consumidor. Y hasta ahora, Telefónica se ha defendido en el sector empresarial convenciendo a PYMES y grandes empresas con un catálogo sin demasiadas alternativas externas, y ahora Vodafone plantea alternativas interesantes.

Evidentemente, este importante paso habría sido mucho más complicado sin la adquisición de ONO, puesto que la cablera ha dado un importante músculo en banda ancha fija para hacer el catálogo de Vodafone más interesante. La inversión en el Business Experience Center es un paso firme para la demostración de las capacidades de Vodafone en su relación con las empresas, y en los próximos meses veremos la respuesta del mercado a esta lanzadera para continuar creciendo aquí.