Microsoft se lleva los datos de sus clientes europeos de EE.UU. para evitar el espionaje

En varias ocasiones hemos visto como se han producido numerosos escándalos de espionaje de datos por parte del gobierno de los Estados Unidos. Sin embargo, Microsoft acaba de anunciar que está abriendo nuevos centros de datos en Alemania para permitir que los clientes europeos tengan a salvo su información digital y dejen de sufrir los continuos intentos de espionaje estadounidense. Una medida que llega justo después de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea haya invalidado la transferencia de datos entre la UE y Estados Unidos.

Por lo tanto, Microsoft ofrecerá a sus clientes extranjeros la posibilidad de transferir sus datos a Alemania para que estén bajo el control de la compañía de telecomunicaciones Deutsche Telecom, que será la encargada de velar por su seguridad. De esta forma, los clientes interesados en usar todo el poder de la nube de Microsoft  en Alemania y asegurarse que sus datos se encuentran en lugar seguro, deberán pagar una cantidad extra por usar el servicio. Así es como lo ha dicho Satya Nadella, CEO de Microsoft, durante la conferencia de prensa celebrada en Berlín esta misma mañana, por lo tanto, estar a salvo de los espionajes realizados por parte del gobierno de los Estados Unidos tiene su precio.

centrodatosMicrosoft

Estos nuevos centros comenzarán a abrirse a finales del próximo año 2016 y seguro que empresas importantes como la propia Microsoft o Google querrán conservar la confianza de sus usuarios, especialmente aquellos que han tenido que lidiar continuamente con los continuos casos de espionaje.

Este anuncio podría ser el último paso en la ya famosa batalla entre las empresas de tecnología de los Estados Unidos y el gobierno de su país en su afán de tener acceso a los datos de sus clientes que están en poder extranjero. Un claro ejemplo de esta situación, es la batalla legal por la que Microsoft y un tribunal de Nueva York están llevando a cabo con las autoridades de los Estados Unidos que exigen el acceso a los mensajes de correo electrónico de un ciudadano estadounidense que están almacenados en Irlanda y que Microsoft se niega a facilitar.

Un caso aislado que independientemente de su resolución, no va a influir en la apertura de estos nuevos centros de datos en Alemania con el objetivo de salvaguardar la información de sus clientes de los intentos de espionaje por para de los Estados Unidos. Además, Microsoft no descarta la apertura de nuevos centro en un futuro en otros países de Europa como el Reino Unido.