Podemos quiere desmantelar la Ley Sinde-Wert y eliminar la tasa Google

La polémica tasa Google que lleva desde finales del año pasado amenazando con cobrar un canon a los agregadores de noticias de Internet que enlacen a textos de medios de AEDE, puede tener los días contados, al menos si Podemos llega al poder tras las próximas elecciones que se celebrarán el 20 de diciembre. La formación encabezada por Pablo Iglesias ha mostrado una clara declaración de intenciones sobre sus acciones en el poder y una de ellas pasaría por eliminar dicha tasa

Podemos ha sometido a votación las bases de su programa electoral en el que muchos puntos son totalmente contrarios a planteamientos recientes como los de la polémica Ley Sinde-Wert que derivó en la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual y la introducción del canon AEDE como uno de los pilares fundamentales de la misma.

Además, desde Podemos se informa que “es necesario abandonar la actual vía fundamental punitiva, que se ha revelado ineficaz”, por lo que se plantearía una conversión a un nuevo modelo donde no primaran tanto las penas y sanciones y sí una búsqueda de equilibrio entre beneficio económico para los autores y el fomento de la cultura. David Bravo, abogado y uno de los redactores del programa de Podemos, cree que la tasa Google es una medida “injusta e inútil” y que su derogación es de “sentido común”.

apertura-canon-aede

“La decisión de cerrar una web debe partir de un juez”

Podemos cree que los ciudadanos españoles no necesitan concienciación en cuanto a la piratería y la protección de la propiedad intelectual y creen que aunque hay que castigar el lucro ajeno con el material protegido, no hay que señalar o culpar al internauta. Aunque aplauden el modelo de negocio de plataformas como Filmin, un modelo que se verá reforzado con la entrada de competidores como Netflix y que se unen a los conocidos de Wuaki o Yomvi en el mercado de los videoclubes online, creen que la Ley actual no ha servido para frenar la piratería.

Creen que es necesario que la decisión de cerrar una página web vuelva a estar en manos del poder judicial y no de la Comisión del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte que actualmente puede optar por esa vía radical si necesidad de contar con la autorización previa de un juez.