YouTube: si quieres ver lo último, tendrás que pagar por ello

YouTube: si quieres ver lo último, tendrás que pagar por ello

Carlos González

Es la plataforma de vídeo en streaming más popular y, desde sus inicios y hasta hoy, se ha mantenido siempre completamente gratuita. Hace meses, la compañía de Mountain View lanzaba Music Key en fase beta, como servicio asociado a Google Play Music y dando a los usuarios la posibilidad de ver vídeos sin conexión, así como eliminar la publicidad. Ahora bien, YouTube quiere ir un paso más allá y si queremos ver lo último, habrá que pasar por caja.

El próximo día 21 de octubre la firma del buscador presentará su nuevo YouTube de pagoque coexistirá con la versión gratuita del servicio de vídeo en streaming. Según la información que tenemos, la compañía de Mountain View mantendrá la posibilidad de eliminar la publicidad mediante el modelo de suscripción. Por otra parte, se espera que la firma comience a apoyar a sus mejores creadores a través de este nuevo modelo de pago. En declaraciones recientes desde la directiva de YouTube ya se explicó que es interesante financiar sus contenidos de esta forma.

YouTube servicio pago

 

Ya en el año 2011, la compañía de Mountain View decidió repartir 100 millones de dólares a estrellas de la música y el cine como Jay Z y Asthon Kutcher con la intención de evitar que creasen contenido para otras plataformas. Sin embargo, las intenciones de este nuevo proyecto pasan por pagar a las estrellas propias de YouTube, los creadores de contenido que han saltado a la fama directamente desde esta plataforma de vídeo en streaming. Un claro ejemplo sería «el Rubius», entre muchos otros que generan enormes ingresos y se han hecho famosos a través de la plataforma de Google.

Otros contenidos que YouTube financiará con el servicio de suscripción, además de canales de youtubers populares, serán algunas series. En este sentido, apuntan a la posibilidad de que YouTube se posicione como rival de Netflix. Ahora bien, lo que afectará a los usuarios de YouTube es que no todo estará disponible gratis en la plataforma de vídeo en streaming, explican, y algunos contenidos tendrán que consumirse a través del modelo de suscripción, o al menos durante un primer plazo desde el lanzamiento.