La venta de PCs estancada… y Windows 10 no está ayudando

La venta de PCs estancada… y Windows 10 no está ayudando

Carlos González

Según consideran algunos expertos, si las ventas de ordenadores siguen cayendo a este ritmo, probablemente en un tiempo se encuentren con graves problemas. Por el momento, el último bastión de la industria no ha dado los resultados que se esperaban. Mientras las ventas siguen cayendo en picado, Windows 10 no ha ayudado a activar el mercado.

Flaco favor ha hecho Microsoft a la industria, que en su intención por conseguir una alta cuota de mercado de Windows 10, ha permitido a los usuarios de Windows 7 y Windows 8 actualizar gratis a la última versión. Y además de esto, también hay que tener en cuenta que los requisitos siguen intactos desde Windows 7, motivo por el cual la necesidad de comprar ordenador cada vez es menor.

Como podréis ver en la siguiente gráfica, todos los fabricantes de ordenadores han vendido menos unidades durante el Q3 de 2015 y con respecto al año anterior. Dell sólo ha bajado un 2,9% y Apple ha perdido un 3,4%. Ahora bien, hay firmas que se han visto más afectadas como Lenovo y HP con un 4,9% y un 5,5% respectivamente, y compañías con graves problemas como Acer, que ha bajado un 25,9%.

windows 10

Las tabletas tampoco ayudan al ordenador

Mientras tanto, seguimos viendo cómo una parte del catálogo de tabletas se dedica a la productividad con productos que, por especificaciones de hardware, e incluso en algunos casos por software, pueden sustituir perfectamente al ordenador. Ahora bien, en los últimos meses también hemos visto cómo las ventas de tabletas se han estancado, y lo que sí sigue creciendo es la venta de teléfonos inteligentes.

Y es que, teniendo en cuenta que cada vez tenemos dispositivos de bolsillo más avanzados, cada vez es menos necesario un ordenador, salvo en el caso de profesionales, por ejemplo. Otro punto que también se plantean en la industria es si se ha abandonado la innovación. Por supuesto, dispositivos como el Surface Book de Microsoft rompen con el clásico concepto de ordenador portátil… lo que interesaría conseguir a la industria.