Desarrollan un nuevo kernel definitivo a prueba de hackers

Software

Un nuevo kernel usado en los próximos ordenadores del ejército de Estados Unidos parece ser la solución definitiva al hackeo de cualquier sistemas informático. En unas pruebas llevadas a cabo en las que se ha sometido a un helicóptero de combate autónomo a la amenaza del control remoto de unos hackers, el aparato pudo resistir demostrando que el software usado en el núcleo del sistema operativo podría ser aplicado también a otros sistemas ayudando a desterrar amenazas como los ciberataques a coches inteligentes.

Si un atacante informático tiene acceso al kernel de cualquier sistema informático, ello supondría tener abiertas las puertas para ejecutar múltiples acciones de control y modificación de parámetros a voluntad. Los expertos en seguridad llevan años trabajando en desarrollar un nuevo núcleo anti-hackers, un auténtico búnker que en 10 años podría suponer la piedra angular de todos los sistemas.

Bautizado como “seL4”, este nuevo kernel se basa en varios pilares que contribuyen a la robustez del mismo. Por un lado ha sido desarrollado para hacer solo aquello para lo que ha sido diseñado, además no se puede modificar su núcleo sin permiso y tampoco podrá accederse a su memoria o transferencia de archivos sin autorización. Su eficacia es tan alta que la agencia nacional australiana de investigación, Data61, ha demostrado de forma matemática que este kernel es a prueba de hackeos.

La versión preliminar de este kernel, conocida como OKL4 ya se encuentra presente en millones de dispositivos móviles, pero con el seL4 se ha querido dar varios pasos adelante para acabar con amenazas informáticas más serias, algo que como ocurre en el caso del Boeing Little Bird, el helicóptero armado de los marines al cual hacíamos referencia, podría generar una situación de peligro muy grave en caso de ser pirateado de forma remota.

hackers coche inteligente

Este kernel podría acabar con los hackeos de coches

Para los expertos en seguridad, el problema del hackeo de máquinas como son los automóviles, es difícil de contrarrestar al usar vulnerabilidades en los distintos tipos de conectividad implementados, como el Wi-Fi o el Bluetooth, sumado al hecho de que un acceso mediante estas puertas puede provocar riesgos en sistemas internos que estén interconectados. Pero la llegada del kernel seL4 a los coches inteligentes podría cortar este problema de raíz, y no sería el único campo, ya que diversas áreas como la energía o la medicina podrían mejorar de igual modo la seguridad de sus sistemas.

El único inconveniente es que hasta la fecha quebrantar la protección total parece más una cuestión de tiempo que otra cosa, y los expertos en seguridad informática advierten que a pesar de contar con un software infranqueable, siempre se puede atacar el hardware con otros medios como el pirateo de señales vía satélite o de dispositivos conectados.

Quizá te interese…

Hackear coches para frenar o manejar la dirección a distancia es un peligro real

Hacking Team compraba por 45.000 dólares vulnerabilidades de día cero a hackers

Estos son los coches con más riesgo de sufrir hackeos

Escrito por David Valero

Fuente > New Scientist