Si recibes una llamada del 954328526 mejor no descuelgues

Si recibes una llamada del 954328526 mejor no descuelgues

David Onieva

En ocasiones las empresas de servicios ya no saben qué hacer para captar nuevos clientes, una de las operaciones más comunes en los últimos tiempos pero no demasiado éticas es la que veremos a continuación con el número de teléfono 954328526.

Es algo que viene siendo habitual en las últimas semanas y que se hace extensible a todo el territorio nacional, la estratagema se basa en que, generalmente en horarios de mañana, recibimos una llamada a casa desde el mencionado teléfono, que a priori puede parecer un número normal y corriente. Una vez descolgamos y pasados unos cinco segundos vemos que no recibimos respuesta alguna y la llamada se corta.

En multitud de ocasiones cometemos el error, quizá por educación, de devolver esa llamada por si ha habido algún fallo de comunicación o algo similar. Ahí está precisamente el fin que busca este molesto servicio, ya que este es un número que generalmente estará ligado a alguna empresa de marketing que en realidad lo que pretende saber es si estamos en casa o no. Una vez hayamos devuelto la llamada estaremos confirmando a esa empresa con comportamiento sospechoso que efectivamente nos encontramos en nuestro hogar.

timo-telefono

De este modo a continuación intentarán localizaros para vendernos el producto o el servicio de rigor. Pero al menos en esta oportunidad no se trata de un número de tarificación especial, tal y como sucede en otros casos, lo que ya supone un problema más grave, ya que estas otras estafas afectan directamente a nuestra factura teléfonica. En el caso que nos ocupa no hay riesgos para nuestra factura, sino que simplemente se trata de servicios molestos que perjudican al usuario y, evidentemente, es difícil detectar este tipo de llamadas por la «normalidad» del número que llama.

Con todo y con eso, ya se trate de una estratagema o de otra, tal y como nos comentan desde RedesZone, lo recomendable en estos casos es utilizar el servicio de rechazo de llamadas que la mayoría de las operadores de telefonía fija disponen, que aunque tengan un gasto adicional, nos pueden ahorrar este tipo de molestias.