Hola VPN se defiende tras robar ancho de banda a sus usuarios

Hola VPN se defiende tras robar ancho de banda a sus usuarios

Carlos González

Recientemente se descubría que Hola VPN, la popular extensión para Firefox y Chrome, estaba robando ancho de banda a sus usuarios para vender tráfico a terceros, incluso destinado a ataques de denegación de servicio. Tras la polémica, sus administradores han salido en defensa del servicio asegurando que adoptarán una política de mayor transparencia hacia sus usuarios.

Tachan de «terribles» las acusaciones contra el servicio Hola VPN, además de asegurar que son «injustificadas». Según declaraciones directas de la compañía, los usuarios de Hola VPN no son utilizados como parte de una botnet, sino que tan solo una pequeña cantidad de ancho de banda es utilizada para «fines comerciales legítimos». Y es que, ahora sí, desde Hola VPN han explicado que están vendiendo ancho de banda, aunque tan solo unos 6 MB por usuario de forma diaria. No obstante, el CEO de la compañía ha reconocido que «cometieron algunos errores que se solucionarán rápido».

Hola-VPN-Luminati-diagrama-655x306

Como primera medida, Hola ha decidido dejar más claro que nunca que, efectivamente, los usuarios comparten ancho de banda al hacer uso de sus servicios gratuitos. De esta forma, cuando un usuario va a instalar la extensión por primera vez será informado al respecto, una cuestión que anteriormente no quedaba expuesta de forma específica. Por otra parte, Hola sugiere a los usuarios que no quieran «donar» ancho de banda la utilización de los servicios Premium, lo que les convierte en una opción no tan interesante frente a otros VPN también de pago.

No obstante, no son medidas suficientes, sino que la compañía ha asegurado que dedicará un equipo a la seguridad de su servicio para encontrar de forma activa cualquier agujero de seguridad posible y otras vulnerabilidades. Al mismo tiempo han explicado que se someterán a auditorías externas para lograr exactamente lo mismo, mantener seguro su servicio y a sus usuarios. Pero, ¿conseguirán recuperar la confianza de los usuarios?