La integración de ONO en Vodafone costará 1.200 puestos de trabajo

La existencia de puestos de trabajo duplicados cuando una empresa compra a otra dedicada a la misma actividad es casi inevitable. En esa tesitura se encuentra actualmente Vodafone tras incorporar a ONO en su estructura, algo en lo que ha trabajado durante los últimos meses. Por ello, la operadora estaría ultimando un ERE (expediente de regulación de empleo) que afectaría a 1.200 puestos de trabajo.

Según informa Ignacio del Castillo en Expansión, Vodafone está diseñando un expediente de regulación de empleo que afecta a 1.200 empleados. Fuentes sindicales han apuntado que será inminente. En estos momentos, Vodafone junto a ONO tiene una plantilla de 6.000 empleados (3.500 de Vodafone y 2.500 que vienen de ONO). Las duplicidades no han tardado en aflorar y la operadora no ha visto otra solución.

apertura-vodafone-oferta-posibilidades

Parece que el objetivo es poner en marcha el ERE en el mes de julio y abordarlo en dos fases. La primera de estas fases sería voluntaria para los empleados, que podrían acogerse a las condiciones de la empresa para dejar de pertenecer a ella. La segunda de la fases sí contempla los despidos forzoso para acabar con la salida de esos 1.200 empleados de la compañía.

Además, un mes antes de la puesta en marcha del ERE, se celebrarán elecciones sindicales dentro de Vodafone. Esto será el punto de partido para la creación de un acuerdo marco que unifique los convenios de Vodafone y ONO por separado para crear uno nuevo, algo que sucederá cuando se complete el expediente de regulación de empleo.

apertura-vodafone-one-precio-promocional

Vodafone y ONO ya ofrecen juntos sus servicios

Han sido muchos meses de trabajo para perfilar la oferta convergente que se beneficia de las fortalezas de ambas empresas por separado. Vodafone One coge lo mejor de cada casa para ofrecer una alternativa de garantías a la todopoderosa Movistar Fusión. Pronto conoceremos los resultados de la nueva oferta mientras aguardamos el futuro de Orange junto a Jazztel, que vendría a confirmar la consolidación absoluta del sector de las telecomunicaciones.