Una app de la ONCE hace el cine accesible para los discapacitados visuales

Escrito por Carlos González
Software

La aplicación AudescMobile de la ONCE, gracias a la Fundación Orange y Navarra de Cine, ha hecho posible desde el día 20 de marzo que, en casi 70 salas, los discapacitados visuales disfruten en mayor medida del cine. Pride (Orgullo) ha sido el largometraje escogido por citadas asociaciones en un proyecto en favor del cine accesible, que no habría podido tener lugar sin el software desarrollado por la ONCE.

Cine: La Fiesta del Cine vuelve el 11, 12 y 13 de mayo con entradas a 2,90 euros.

En este proyecto en favor del cine accesible han participado la fundación Orange, Navarra de Cine y la distribuidora cinematográfica Golem. Por su parte, la ONCE ha ofrecido la aplicación AudescMobile que se distribuye de forma gratuita y está diseñada para personas con discapacidad visual. Gracias a este “sencillo” software móvil, los usuarios pueden seguir una película a través de sus propios auriculares, gracias a los cuales se retransmite una audioguía que describe en tiempo real las situaciones y reacciones de los personajes, todo ello combinado con los diálogos y sonidos originales de la película.

Fundación-Orange-Autismo

De esta forma, los discapacitados visuales pueden disfrutar, sin apenas dificultades, de seguir el argumento de la película mientras escuchan los sonidos originales y todo ello en el ambiente propio del cine. Y no es esta la primera película adaptada para discapacitados visuales, sino que también se han incluido audioguías para otros títulos como Autómata, Las ovejas no pierden el tren o Samba. Ahora bien, esta iniciativa ha supuesto un paso hacia el frente con la intención de hacer de las salas de exhibición un lugar accesible también para los discapacitados visuales.

El proyecto que une a la Fundación Orange y Navarra de Cine trata de fomentar que formen parte de esta experiencia los discapacitados visuales, y sin duda este es uno de los mejores sistemas que se plantean hasta el momento para garantizar las condiciones ideales. Ahora bien, también se contempla un proyecto en que los discapacitados visuales son los protagonistas, y la adaptación pasaría por subtítulos específicos con códigos de colores.

Fuente > El Mundo